Mundo
Theresa May YT

El Gobierno británico ha concluido que es "altamente probable" que Rusia sea responsable del ataque con gas nervioso contra el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, en el sur de Inglaterra.

Así lo ha anunciado este 12 de marzo de 2018 por la tarde en el Parlamento la primera ministra, Theresa May.

La conclusión obedece a que el ataque fue con "un agente nervioso de grado militar de un tipo desarrollado por Rusia", ha explicado la primera ministra, así como al "reciente historial de Rusia de llevar a cabo asesinatos patrocinados por el Estado".

La primera ministra de Reino Unido,  dijo el lunes que era "muy probable" que Rusia fuera la responsable del intento de asesinato del exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en la ciudad inglesa de Salisbury el pasado fin de semana.

Pronunciando una enérgica declaración en la Cámara de los Comunes, May dijo que el gas "de nivel militar" usado en el ataque al agente había sido identificado como Novichok, una sustancia desarrollada en Rusia, según recoge James Masters en CNN.

May dijo que el embajador de Rusia ha sido convocado al Ministerio de Exteriores de Gran Bretaña para explicar si el ataque fue "una acción directa del estado ruso", o el resultado de que el gobierno del país "perdió el control" de sus agentes neurotóxicos.

"Si no hay una respuesta creíble, concluiremos que esta acción equivale a un uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido", dijo May.

"Este intento de asesinato utilizando un agente neurotóxico de grado armamentístico en una ciudad británica no fue solo un crimen contra los Skripals. Fue un acto indiscriminado e imprudente contra Reino Unido, poniendo en peligro la vida de civiles inocentes. Y no toleraremos un intento tan descarado de asesinar civiles inocentes en nuestro suelo", continuó la primera ministra.

VÍDEO DESTACADO: Las imágenes que dejan en evidencia a la escolta de Theresa May tras el atentado