Mundo

¿Qué ha pasado para que antiguos aliados árabes decidieran bloquear política y económicamente a Catar? ¿Podrá este pequeño país sobrevivir con todos sus vecinos en contra? Catar, un país pequeño, pero que pasa por ser uno de los más ricos del mundo, se ha convertido de repente en una nación 'repudiada' por sus vecinos y viejos aliados en Oriente Medio: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto. Mientras, Turquía e Irán, el principal rival de los países arábigos sunitas, mantienen su apoyo a Doha y asisten al país con alimentos y otros productos básicos que casi no produce.


'Oficialmente', el bloqueo económico y político se activó a raíz de escándalo vinculado a un 'hackeo', según recoge RT, cuando la agencia catarí QNA publicó declaraciones de Tamim al Thani, emir de Catar, en las que expresaba su apoyo a Irán y a Hamás. Aunque estas palabras fueron después desmentidas y la agencia afirmó que había sido 'hackeada', el bloqueo se puso en marcha y continúa a día de hoy, lo que pone de manifiesto que, en realidad, oculta un profundo conflicto de intereses en la región.--El 'gran juego' que oculta el bloqueo a Catar: ¿Por qué es ahora el 'patito feo' de Oriente Medio?--.


¿Qué país financia a qué organización terrorista?
Para imponer un bloqueo diplomático y económico a Doha, Riad se escudó en acusaciones de desestabilización de la región por el apoyo de Catar a los grupos vinculados con Irán y con los islamistas de Hermanos Musulmanes, pero sobre todo por apoyar a terroristas. De esta forma Riad buscó desviar la atención de otras acusaciones similares lanzadas en su contra por el presidente de EE.UU., Donald Trump, escribe la experta Mariana Bélenkaia para el Centro Carnegie de Moscú.