Mundo
Fuerzas de élite iraquíes en Mosul TV
La batalla por la ciudad más grande que controlaba EI ha durado doce días

Las tropas iraquíes, apoyadas por una coalición internacional liderada por Estados Unidos, anunció este 31 de agosto de 2017 la recuperación de la ciudad iraquí de Tal Afar, así como del conjunto de la norteña provincia de Nínive.

Se trata de una victoria clave en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) por la importancia estratégica de Tal Afar, entre Mosul -la segunda ciudad de Irak- y la frontera con Siria.

La reconquista se ha logrado después de doce días de lucha. "Entre 1.000 y 1.400" soldados yihadistas se habían atrincherado en al-Ayadieh, una localidad a 15 kilómetros al norte, según el general de la brigada, Andrew A. Croft, que también asegura que las fuerzas iraquíes "han eliminado entre 600 y 700 combatientes de EI" y que "100 se habrían rendido".

A pesar de la victoria, en la que la coalición ha destacado la "magnífica" labor de las fuerzas iraquíes, han advertido que la misión en Tal Afar no está completa: "Se mantiene un peligroso trabajo de limpieza de todos los artefactos explosivos, así como la identificación de los combatientes fugitivos de la IE y la eliminación de los elementos restantes de la resistencia yihadista que permanecerían".

Esta derrota se suma a las últimas que ha sufrido Estado Islámico y que han debilitado notablemente su presencia en la zona tras pérdidas tan simbólicas como las de Mosul "el símbolo del Califato, que significó mucho para los yihadistas", explica un funcionario militar.

En 2014, EI se habían apoderado de un tercio de Irak y ahora tan solo resiste con una ciudad al norte de Bagdad y tres localidades en la frontera Siria. Por un lado, poseen Hawija, a unos 300 kilómetros al norte de Bagdad.

Su reconquista es complicada porque la provincia de Kirkuk, donde se encuentra, está inmersa en una disputa territorial entre el gobierno federal de Bagdad y la región autónoma del Kurdistán iraquí. Sin embargo, el gobierno de Bagdad se enfrenta a un nombramiento que podría influir en la decisión: el referéndum kurdo sobre la independencia programado para el 25 de septiembre.

Además, los yihadistas también están presentes en tres localidades de la frontera occidental del desierto de Siria: al-Qaim, Rawa y Anna. La recuperación de estas áreas cerca de las provincias de Deir Ezzor y Raqa, desgarradas durante seis años por la guerra en Siria, promete ser peligrosa.

EI ha cedido hasta tener tan solo presencia en el 10% del territorio iraquí y entre 5.000 y 10.000 soldados yihadistas han huido de Raqa (Siria). Aunque gran parte del trabajo está hecho, expertos y organizaciones internacionales advierten de que sin un profundo trabajo de reconciliación, será difícil evitar el resurgimiento de estos grupos radicales que se alimentan de las divisiones sectarias entre chiíes y suníes.

Por otro lado, para algunos expertos, la destrucción de las estructuras del "califato" en Irak y Siria podría generar la dispersión de sus miembros y aumentar el riesgo de ataques en todo el mundo.