Mundo
Rebecca Dykes. LB
Decidió violarla porque, al ser extranjera, sería fácil

El conductor de Uber Tarek Houchiye ha confesado. Es el asesino de la diplomática británica Rebecca Dykes, violada y estrangulada a finales de la semana pasada en Beirut.

La mujer, de 30 años, desapareció en la noche del viernes 15 de diciembre de 2017 y el día siguiente fue hallada muerta en una carretera al este de la capital libanesa.

Los investigadores pudieron identificar al taxista gracias a las grabaciones de las cámaras de vigilancia.

Cuando le enseñaron los videos, Houchiye admitió inmediatamente su culpabilidad. Los interrogatorios posteriores permitieron establecer el móvil del crimen.

"El conductor dijo que la encontró guapa, con su falda corta", desveló un oficial de la Policía en declaraciones a MailOnline.

"Decidió violarla porque, al ser extranjera, sería fácil".

La prensa libanesa informa que Tarek Houchiye tenía antecedentes penales.

El delito conmocionó a los diplomáticos que trabajan en Beirut y también a los colegas del asesino.

El portavoz local de Uber señaló que están "horrorizados por este acto de violencia sin sentido".