Mundo
Protestas en Irán EFE

Dos personas murieron en la provincia de Lorestán, en el sudoeste de Irán, durante las manifestaciones de protesta contra las políticas económicas del gobierno, informó el vicegobernador de la provincia, Habibolá Joyastepur. Docenas de personas han sido detenidas en la ola de manifestaciones antigubernamentales es el mayor desafío contra el régimen desde los graves disturbios que en 2009 siguieron a la disputada reelección del entonces presidente Mahmud Ahmadinejad.

Ante la rápida escalada de las protestas, la televisión estatal ha anunciado que las autoridades iraníes han decidido bloquear temporalmente redes sociales como Instagram o la aplicación de mensajería Telegram para "mantener la paz", informa la agencia AP.

Citado por la agencia local iraní de noticias ISNA, el vicegobernador lamentó la muerte de dos personas anoche, en la ciudad de Dorud en la provincia de Lorestan, y afirmó que el deseo de las autoridades era que las manifestaciones acabaran de forma pacifica.

Joyastepur dijo que en Dorud, los "takfiries (suníes extremistas) enemigos y la inteligencia extranjera", han estado involucrados y presentes "en los disturbios" en referencia a las protestas.

"En este conflicto, el objetivo de todos nosotros era que la concentración acabase de forma pacifica, pero considerando la presencia de grupos takfiries enemigos" y la orientación que estaban llevando a cabo "los servicios de inteligencia extranjeros, lamentablemente dos personas murieron", explicó Joyastepur.

Tras la muerte de estas dos personas y la difusión de las imágenes en redes sociales, el ministro de Interior iraní, Abodlreza Rahmaní Fazlí, pidió hoy respeto al orden público y alabó la tolerancia y contención de la Policía. "El ambiente creado no beneficia a la seguridad o al empleo en el país, sino que los perjudica", dijo Rahmaní Fazlí.

Aseguró asimismo que el "Parlamento, el Gobierno y el Poder Judicial de Irán están determinados a acpetar las demandas del pueblo para resolver sus problemas". El Gobierno de Irán pidió ayer a sus ciudadanos que eviten participar en manifestaciones no autorizadas, después de tres días de protestas en contra de la subida de los precios y la corrupción.

En las protestas de esta semana, los manifestantes atacaron bancos y edificios del gobierno y quemaron una motocicleta de la policía. Las protestas han incluido cánticos y consignas contra el líder supremo ayatolá Ali Khamenei y contra los líderes clericales en el poder desde la revolución de 1979. Los videos publicados en las redes sociales mostraban a personas cantando: "Mullahs, tengan algo de vergüenza, suelten al país".

Los manifestantes también expresaron su desprecio por la vida acomodada del clero iraní, al que acusan de no empatizar con los problemas reales de la sociedad. "La nación es un mendigo, mientras los clérigos viven como Dios", gritaban. Igualmente, expresaron su rechazo al gasto que destina el régimen iraní a algunos países de la región mientras la población pasa por dificultades económicas: "Ni Gaza ni Líbano, mi vida la sacrifico por Irán".

Los conflictos, reprimidos con violencia por las fuerzas de seguridad, se producen después de que el gobierno del presidente Hassan Rohani fuese elegido con la promesa de garantizar los derechos a la libertad de expresión y reunión.

El principal logro de Rohani, un acuerdo de 2015 con las potencias mundiales que frenó el programa nuclear de Irán a cambio de levantar la mayoría de las sanciones internacionales, aún no ha traído los beneficios económicos que el gobierno prometió. El desempleo subió al 12,4 por ciento este año fiscal, según el Centro de Estadísticas de Irán.

El Parlamento iraní celebrará mañana lunes una sesión extraordinaria para estudiar los recientes incidentes en la República Islámica de Irán donde dos personas han muerto en las manifestaciones de protesta contra las políticas económicas del Gobierno.

VÍDEO DESTACADO: Rajoy le tira a la cara a Iglesias toda la basura de su financiación podemita desde Irán y Venezuela