Mundo
Ivanka Trump en la ceremonia de inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén. EF
Hasta la decisión de Donald Trump, ningún país tenía embajada en Jerusalén, solo consuladosSangre, lágrimas y fuería.

Sangre, lágrimas y furia. Y mucho odio. EEUU ha trasladado este lunes 14 de mayo de 2018 su embajada de Tel Aviv a Jerusalén sin la presencia del presidente Donald Trump y coincidiendo con el 70 aniversario de la creación del Estado de Israel.

Esta decisión ha provocado protestas violentas en Gaza, donde al menos 52 manifestantes han perdido la vida en choques con el ejército israelí.

Además de las víctimas mortales, unas 1.500 personas han resultado heridas. Entre los fallecidos figura un adolescente de 14 años. La de este lunes, 70 aniversario de la creación de Israel, es ya la jornada más violenta desde que arrancó la marcha el 30 de marzo.

Trump prometió el pasado diciembre que trasladaría la embajada de su país a Jerusalén, una decisión que supone un desafío al consenso internacional de no reconocer ninguna soberanía en la ciudad hasta que israelíes y palestinos alcancen un acuerdo de paz.

Actualmente, ningún país tiene embajada en Jerusalén, donde solo mantienen consulados, al entenderse que esto supondría una aceptación de facto de la soberanía israelí de la ciudad, cuya parte oriental es considerada por la comunidad internacional territorio palestino ocupado por Israel.

Desde que el mandatario estadounidense reconociera Jerusalén como capital de Israel y anunciara el traslado de su embajada, Honduras, Rumanía, Guatemala y la República Checa, entre otros, han declarado públicamente que seguirán sus pasos.

Ivanka Trump, en nombre de su padre, el presidente estadounidense, Donald Trump, junto al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, han destapado la placa que inauguró la embajada.

"En nombre del 45º presidente de EEUU de América, os damos la bienvenida oficialmente, por primera vez, en la embajada de Estados Unidos aquí en Jerusalén, la capital de Israel", ha declardo Ivanka ante los invitados en la nueva sede diplomática del barrio de Arnona, en la zona occidental.

Trump no ha viajado a Jerusalén. En su lugar han acudido a la inauguración el subsecretario de Estado de EEUU, John Sullivan, la hija y asesora del presidente, Ivanka Trump, su marido y también asesor presidencial, Jared Kushner, y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

Un "día histórico"

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha agradecido al presidente estadounidense, Donald Trump, que haya cumplido su palabra y haya hecho "historia".

"Qué día más glorioso", ha proclamado Netanyahu durante su discurso en la inauguración de la nueva Embajada estadounidense en Jerusalén.

"Presidente Trump, al reconocer la historia, ha hecho historia. Todos nosotros estamos profundamente conmovidos y agradecidos".

"Israel no puede tener mejores amigos en el mundo que Estados Unidos".

"La Embajada del país más poderoso de la tierra, nuestro mayor aliado, Estados Unidos, ha abierto aquí", ha celebrado Netanyahu, recalcando que los israelíes están en Jerusalén "para quedarse", en medio de los aplausos de los presentes.

"El pasado diciembre, el presidente Trump se convirtió en el primer líder mundial en reconocer a Jerusalén como nuestra capital y hoy, Estados Unidos está abriendo su Embajada aquí mismo, en Jerusalén".

ha resaltado el primer ministro, agradeciendo al mandatario estadounidense que "haya mantenido su promesa".

"Queridos amigos, hoy es un gran día para Israel, es un gran día para Estados Unidos, es un gran día para nuestra fantástica alianza (...) pero creo que también es un gran día para la paz", ha defendido Netanyahu, según informa el diario Haaretz.

"La verdad y la paz están interconectadas. Una paz que esté basada en mentiras solo se estrellará contra las rocas de las realidades de Oriente Próximo y la verdad siempre será que Jerusalén ha sido siempre y siempre será la capital del Estado judío".

"Ojalá que la apertura de esta embajada, en esta ciudad, propague la verdad a lo ancho y largo, y ojalá que la verdad promueva una paz duradera entre Israel y todos nuestros vecinos".

Trump reitera su compromiso

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha reiterado este lunes el "compromiso" de su Gobierno para lograr "un acuerdo de paz duradero" entre israelíes y palestinos, coincidiendo con el "gran día" que, en su opinión, supone la apertura formal de la Embajada norteamericana en Jerusalén.

Trump se ha pronunciado durante la ceremonia de inauguración de la nueva legación. A través de un vídeo, el presidente norteamericano ha felicitado a los israelíes por esta histórica jornada.

"Israel es una nación soberana con el derecho, como cualquier otra nación soberana, de determinar su propia capital".

Eso ha defendido Trump, que el 6 de diciembre reconoció Jerusalén como "la verdadera capital" de Israel, a pesar de que los palestinos también reivindican Jerusalén Este como capital de su futuro Estado.

Trump ha lamentado que EEUU no haya reconocido hasta ahora "lo obvio" y ha recordado que Jerusalén, "capital del pueblo judío", ya alberga algunas de las principales instituciones israelíes. En este sentido, ha considerado que su gesto llega con "muchos años" de retraso.

Pese a las críticas, el inquilino de la Casa Blanca ha defendido que Washington sigue estando "plenamente comprometido" para lograr un "acuerdo de paz duradero" en la región.

"Nuestra mayor esperanza es la paz", ha dicho, en el marco de un mensaje en el que ha querido reivindicar su "amistad" no solo con los israelíes, sino también con los palestinos y con "todos los vecinos".

"Es un gran día para Israel. ¡Felicidades!", ha proclamado el presidente de Estados Unidos en Twitter.

Condena de Palestina

El primer ministro palestino, Rami Hamdala, ha condenado este lunes la decisión tomada por EEUU de trasladar la embajada. El nacimiento del Estado judío "llevó a la creación de un sistema entero de opresión, culminando en la ocupación militar actual de nuestra tierra", ha expresado.

"La declaración sobre Jerusalén por el presidente estadounidense y su decisión de trasladar la embajada son violaciones flagrantes del derecho internacional y un desconocimiento de los valores fundamentales de la justicia y moralidad".

"Escoger un día trágico en la historia palestina para el traslado a Jerusalén Oeste demuestra una gran insensibilidad y falta de respeto por los principios básicos del proceso de paz".

"El este de Jerusalén ocupado es la capital del futuro Estado palestino", ha dicho. Hamdala también ha agradecido a los países de la comunidad internacional que tuvieron responsabilidad moral y defendieron la legitimidad internacional para proteger Jerusalén y apoyaron a los palestinos "en su esperanza para lograr la paz".

Y ha instado "a todos los estados que no han reconocido el Estado de Palestina a respaldar la iniciativa de paz" del presidente Mahmud Abás.