Ocio y Cultura
Lucía Bosé. TR
Su hija Paola Dominguín ha preferido mantener silencio aduciendo: “Es una tema que está en proceso judicial y no tengo nada que decir.”

Dicen los pijos que uno no es nunca lo suficientemente rico, ni lo suficientemente delgado. Algo de verdad habrá en el dicho, a la vista de cómo se portó la veterana, rica, elegante y famosa Lucía Bosé.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita dos años de prisión para la viuda del torero Luis Miguel Dominguín por un delito de apropiación indebida tras vender en una subasta un dibujo de Picasso por un valor de 198.607 euros que, en realidad, pertenecía a una antigua empleada de hogar ya fallecida.

En su escrito de acusación la Fiscalía sostiene que Lucía Bosé mantuvo a su empleada doméstica Remedios T.M. conviviendo en su domicilio de Madrid durante cincuenta años hasta su fallecimiento el 5 de abril de 1999.

Al ser su sitio de residencia, la empleada doméstica guardaba allí todas sus pertenencias entre las que se encontraba un dibujo de Pablo Ruiz Picasso, titulado «La Chumbera», con dedicatoria del pintor en su parte posterior el 12-2-63 indicando «para Reme».

La acusada sacó a subasta el dibujo el 25 de junio de 2008 que alcanzó un precio de 198.607 euros «no entregando dicho dinero a las herederas de Remedios al fallecimiento de ésta».

La Fiscalía reclama una indemnización por dicho importe en concepto de responsabilidad civil para las dos sobrinas de Remedios a quienes considera herederas.

La causa contra la actriz está pendiente de que se fije la fecha de inicio del juicio oral.