Ocio y Cultura
La 'indepe' Sor Lucía Caram con Rosa Tous. CT

Se han acordado de Santa Bárbara cuando ha empezado a tronar, en este caso en forma de boicot español a todo lo que huela a independentismo. Y tras muchos años de mirar para otro lado y juegar a la estrelada porque les parecía 'elegante' y muy 'cool', los Tous se han cagado, viendo que se pueden dar una lecha de aquí te espero en la campaña de Navidad.

Tous no quiere ahora que se la relacione con el secesionismo catalán y continúa haciendo esfuerzos para transmitir la idea de que tiene una clara vocación nacional y global.

En este contexto, la vicepresidenta de la firma, Rosa Tous, ha pedido a la Fundación que preside y que lleva el nombre de su madre, Rosa Oriol, que revise la composición de su patronato debido al perfil independentista de algunos de sus miembros, como la periodista Pilar Rahola (vocal) o Helena Rakosnic, esposa del ex president de la Generalitat Artur Mas y vicepresidenta del organismo.

La Fundación Rosa Oriol nace en abril de 2009 impulsada por Sor Lucía Caram, la religiosa también conocida por su cercanía con el independentismo. Entre otros aspectos, Caram se ocupó de la conformación del Patronato y eligió para ello a nombres como la propia Rahola o Rakosnic.

Durante este tiempo, la organización ha crecido de manera exponencial hasta atender en la actualidad a más de 1.200 familias sin recursos y proporcionar servicios básicos de higiene y alojamiento a más de 6.500 personas.

También en estos años los miembros de su patronato han ido variando y a él se han incorporado nuevos colaboradores, sobretodo empresarios de Manresa comprometidos con la causa solidaria.

Sin embargo, la tensión política que se vive desde hace meses ha salpicado a numerosas empresas de la región, que temen que sus negocios resulten afectados por el boicot a los productos de origen catalán, como es el caso de Tous, que ahora vuelve a verse cuestionada por sus vínculos con una fundación de la que forman parte nombres como la propia Rahola o Rakosnic.

En este contexto, Rosa Tous ha enviado una carta a Sor Lucía Caram en la que le pide que en la reunión del Patronato programada para el próximo 20 de diciembre se contemple "revisar y renovar a sus miembros con el objetivo de que este órgano sea lo más transversal y apolítico posible".

La misiva, a la que ha tenido acceso este diario, no menciona de manera explícita a ninguno de los componentes, pero los rumores de las últimas semanas han sido claros al respecto.

En el texto se refleja el ánimo de la familia de joyeros por desvincularse de posiciones independentistas, en línea con la campaña que ellos mismos lanzaron hace unas semanas -"Somos internacionales de vocación y españoles y catalanes de corazón", afirmaron entonces-; ahora su marca vuelve a ser objeto de las dudas y ellos están decididos a despejarlas.

"Como Presidenta de la Fundación, debo proteger su reputación y evitar que se resienta por motivos ideológicos y políticos".

"Nuestra misión es ayudar a aquéllos que lo necesitan y la labor que estamos desarrollando no puede verse perjudicada a causa del contexto que estamos viviendo", por eso ha solicitado al gerente de la organización, Josep Ribera, incluir un nuevo punto en el orden del día de la próxima reunión para abordar la cuestión del Patronato.

Fuentes cercanas a Tous aseguran que en las últimas semanas tanto la Fundación como la empresa han recibido mensajes que les trasladan la inquietud respecto a su posicionamiento, de ahí que lanzasen una primera campaña para dejar claro que "la familia no es independentista".

El impacto fue positivo y numerosos clientes y franquiciados les hicieron llegar su apoyo, pero el clan quiere que nada ensombrezca su postura, por "coherencia", y así se lo traslada Rosa a Sor Lucía Caram:

"Aunque nuestra implicación en la Fundación es a título personal, es obvio que debemos mantener una coherencia pública en atención a nuestros clientes, socios, empleados, franquiciados y proveedores".

Además de la misiva, Rosa Tous se ha puesto en contacto personalmente con Sor Lucía Caram para trasladarle su iniciativa y la respuesta de ésta, según las fuentes consultadas, ha sido comprensiva:

"Lo entiende y se ha ofrecido a gestionar los cambios".