Ocio y Cultura
Opración Sijena ABC
Los expertos llegaron al centro a las tres y media de la madrugada acompañados por la Guardia Civil

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra los manifestantes independentistas que intentan bloquear el traslado de los bienes de Sijena las 44 obras de Sijena de Cataluña a Aragón.

Las cargas se han producido sobre las 08:45 horas de este lunes 11 de diciembre de 2017, en la Rambla d'Aragó de la capital del Segrià, cuando la policía autonómica catalana ha tratado de ampliar el cordón delante de la fachada principal del museo.

Ante la negativa de los manifestantes, ha iniciado cargas en el lugar, donde se concentran 200 personas.

Tras décadas de conflicto abierto y como estaba previsto, la devolución de los bienes de Sijena se ha empezado a ejecutar. A las 3.30 horas de la madrugada de este 11 de diciembre de 2017, técnicos del gobierno de Aragón han entrado en el Museo de Lérida custodiados por la Guardia Civil para empezar a llevar a cabo el embalaje de las 44 piezas artísticas que el gobierno de Aragón reclamaba a Cataluña y que tienen que retornar al Monasterio de Villanueva de Sijena.

A esas horas, ante las puertas del Museo de Lérida había concentradas una veintena de personas, que aguardaban con pancartas y esteladas bajo una capa fina de lluvia, según recoge Anna Cabeza en ABC.

Además, la CUP había hecho durante el fin de semana una convocatoria reivindicativa a partir de las 07.30 horas de la mañana y ayer a última hora de la tarde también se concentraron unas 70 personas en rechazo a la marcha de los bienes de Cataluña.

A las doce de la madrugada, justo cuando empezaba el día límite del plazo, el alcalde de Lérida, Àngel Ros, apareció en los aledaños del museo. Allí también había una decena de manifestantes, que le reprocharon su actitud y gritaron cánticos contra el traslado de los bienes. A esa misma hora, un amplio dispositivo policial, con más de una decena de furgones de Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional blindaron las instalaciones museísticas para evitar problemas ante las movilizaciones previstas.

Las tareas de traslado pueden alargarse en el museo de Lérida durante unas ocho o nueve horas, especialmente por el hecho de que la mayoría de las piezas requieren una cuidadosa preparación para no sufrir daños durante el cambio de ubicación. Siete de las obras están en las zonas visitables del museo, mientras que el resto permanecen guardadas en los almacenes de las instalaciones.

Fuente original: ABC/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Los bienes de Sijena