Cartel del 'El esperpéntico caso del obrero del futuro'.

ESTRENO EN EL TEATRO GALILEO DE MADRID

clipping

El esperpéntico caso del obrero del futuro

La obra defiende preservar el sentido común y la dignidad humana de los abusos de un Estado megalomaníaco

Alfonso de la Vega, 23 de noviembre de 2016 a las 08:21
La obra, escrita por Mariñas en español como el resto de su obra literaria, hubo de ser traducida al gallego para poder ser estrenada

Tuve la suerte de asistir al estreno en La Coruña de la primera obra teatral del conocido novelista Juan Mariñas, en la que también interviene como actor de singular vis cómica, con dirección de Luis Vivanco.

Completaban el elenco representando con gran profesionalidad y brillantez sus papeles, Isabel de Toro y Paco Alvarellos. En la misma línea de las tan famosas de Orwell o Huxley, la de Mariñas es una obra muy crítica con el tenebroso panorama totalitario que parece que nos espera a la Humanidad de continuar el presente devenir.

El asunto es verdaderamente dramático pero Mariñas tiene el acierto de darle un continuo toque de humor que hace agradable y amena la trama, pese a lo sombrío de lo que cuenta. A mi me recuerda un poco el clásico eslogan de La Codorniz de “Tiemble después de haber reído”.

Mariñas nos presenta con precisión y buen criterio muchos de los instrumentos de todo tipo que hacen posible el despotismo incluidos la manipulación mental, el sometimiento a un trabajo agotador además de embrutecedor, la represión sexual o la falta de autonomía personal, incluso en el mundo de la alimentación.

Así, los defensores del cultivo de huertos ecológicos son perseguidos por el Poder en calidad de terroristas. ¿Exageración? No tanta si, por ejemplo, recordamos las represalias de los grandes monopolios y de sus gobiernos afines contra los que intentan promover mayores cotas de independencia energética, una dieta más sana o un cierto control de los abusos farmacéuticos que condicionan y de algún modo incluso corrompen el ejercicio profesional en tales ámbitos.

La obra defiende una cierta idea libertaria en el sentido de intentar preservar el sentido común y la dignidad humana de los abusos de un Estado megalomaníaco, controlador hasta la náusea, totalitario, despótico y enemigo radical de la libertad. Al cabo, se explican en tono de humor un conjunto de armas poderosas dirigidas al sometimiento de las personas en las líneas ya explicadas por Le Bon o por Goebbels.

Si el tema es actual y constituye una preocupación para la gente lúcida que trata de comprender lo que está pasando y lo que nos puede pasar, las propias peripecias anteriores a su estreno en Galicia son la mejor prueba de que no deberíamos tomarnos la cosa muy a broma.

La obra, escrita por Mariñas en español como el resto de su obra literaria, hubo de ser traducida al gallego para poder ser estrenada y no sufrir las muchas dificultades que el establishment galleguista actual opone a los autores que se atreven a publicar en la lengua común.

Y es en español, la lengua en la que originariamente fue escrita, como podemos admirar en Madrid la lúcida y valiente obra del joven autor coruñés. Hasta ahora todas las funciones han llenado las salas y han alcanzado un gran éxito de público. No me extraña, es muy recomendable.

'El esperpéntico caso del obrero del futuro' del escritor Juan Mariñas, con dirección de Luis Vivanco se estrena este Jueves 24 de noviembre a las 20 horas en el Teatro Galileo de Madrid.



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05