Ocio y Cultura
Sean Bean, quien interpretó a Ned Stark en 'Juego de Tronos'. JT

Todos los hombres deben morir en Game of Thrones… y las mujeres y los niños también (Las 6 claves de 'Juego de Tronos' que pegan un vuelco a la serie).

En ocasiones, a personajes muy queridos les llega la muerte demasiado pronto y, en otras, los villanos obtienen su merecido.

Para disfrute de todos y con la advertencia de que no es un 'spoiler' porque no ha metido nada de la séptima temporada,  Jennifer Vineyard hace este 14 de julio de 2017 en 'The New York Times', un recuento de las muertes más notables –en orden de devastadoras a disfrutables– y lo que nos dijeron algunos de los actores sobre interpretar esos momentos.

Ned Stark

Interpretado por Sean Bean
Primera temporada

Ned Stark parecía ser el protagonista de Game of Thrones: aquel héroe noble, un hombre recto en un mundo lleno de maldad, y se supone que esos personajes no mueren en este tipo de historias, ¿no? Y, sin embargo, ahí estaba el entonces rey Joffrey demandando la cabeza de Ned, y luego él se hinca y la espada está lista. La decapitación tan repentina de Ned no solo desató la Guerra de los Cinco Reyes, también dejó claro un hecho inevitable en la brutalidad del mundo de Westeros: todos pueden morir, en cualquier momento.

Hodor

Interpretado por Kristian Nairn
Sexta temporada

Hodor, ese gigante con poco vocabulario, era quizá una figura chistosa y no mucho más durante los viajes de Bran Stark. Eso es, hasta su muerte –“Déjalo cerrado”, “Hold the door“– reveló lo mucho que había perdido hace tanto tiempo, por un salto temporal que volvió todavía más trágico su trato servicial a Bran. “Me tomó un rato sentirme bien al respecto”, dijo Nairn. “Es algo hermoso ver que un personaje en el que trabajaste tanto y al que te esforzaste por darle vida signifique tanto para tanta gente. Es una experiencia que te llena de humildad, ver que a la gente le duele y llora”.

Shireen Baratheon

Interpretada por Kerry Ingram
Quinta temporada

Melisandre, la sacerdotisa roja que asesoraba a Stannis Baratheon, había quemado a varias personas en la hoguera antes de Shireen, la hija de Stannis, pero ninguna de esas muertes fue tan conmovedora como la de la pequeña niña con psoriagris. Se le había negado tener una relación amorosa con su madre, Selyse, pero aun así gritó su nombre y sus llantos suscitaron una reacción de esa madre (que después se suicidó). Pero no fue el caso para Ingram. “He visto algunos de los videos de reacciones en YouTube”, dijo. “Se me hacen chistosísimos, ¡que suena mal! Pero como actriz, es gracioso ver lo que provocas en la gente, porque soy algo mala. Si los veo llorar, digo ‘Ja'”.

Catelyn Stark

Interpretada por Michelle Fairley
Tercera temporada

Es doloroso ver la Boda Roja, cuando se dan una serie de traiciones cuando menos las esperas. La celebración fue justamente una trampa para meter a los Stark y sus abanderados a un espacio encerrado en el que no tendrían sus armas y serían tomados por sorpresa. Uno por uno cayeron: Talisa, embarazada, fue acuchillada en el estómago; un Robb impactado fue impactado por flechas y luego apuñalado en el corazón, y Catelyn, angustiada, se quedó sin su hijo mayor. Para cuando la degollaron, ya se había rendido, sin saber (como el público sabía) que sus otros hijos seguían vivos.

Ygritte

Interpretada por Rose Leslie
Cuarta temporada

La guerrera salvaje Yigritte vio a Jon Snow, su examante, al otro lado de un campo de batalla abarrotado y tomó una pausa, sin poder dispararle con su arco. Él sonrió. Y luego el joven combatiente Olly arruinó el momento al dispararle él a Ygritte. Murió en los brazos de Jon mientras la batalla seguía, un momento que pareció detener el tiempo. Leslie ya había leído la saga de Canción de hielo y fuego y sabía lo que le deparaba, pero aun así sucumbió a muchas emociones cuando le dieron el arco de Ygritte “como si fuera algo con lo que pudiera recordar mi experiencia”. Agradece que el programa le abrió la puerta de varios directores de reparto “que no me hubieran ni volteado a ver” de otra manera.

Oberyn Martell

Interpretado por Pedro Pascal
Cuarta temporada

Parecía que la Víbora Roja, el príncipe de Dorne, iba a ganar el juicio por combate y que la Montaña, el luchador sádico leal a los Lannister, ya estaba tirado en la lona. Pero cuando te confías en Westeros es cuando te tiran al piso y el villano te aplasta la cabeza (y las cavidades de los ojos).

Doran Martell

Interpretado por Alexander Siddig
Sexta temporada

El príncipe gobernante de Dorne quería evitar que su territorio fuera a la guerra, pero las guerreras de su familia tenían otra idea y le dejaron saber cuál era su decisión al asesinarlo. El día de su muerte, su último en el plató, Sidding sintió un cambio pronunciado. “La gente no fue mala ni nada, pero tampoco tan cálidos como habían sido antes”, dijo. “Nadie quiere hablar con el condenado. ¿Qué le dices? Qué incómodo”. Prefirió no leer ni ver las reacciones de los fanáticos de la saga. “Es malo para el alma”, dijo.

Allister Thorne

Interpretado por Owen Teale
Sexta temporada

El exmaestro de armas que había sido ascendido a explorador de la Guardia de la Noche era una molestia para Jon Snow, al retarlo constantemente cuando estaban en el Muro y debían haber estado resguardando a los reinos contra los Caminantes Blancos, aunque terminaban peleando con salvajes. La decisión de Snow de ayudar a los salvajes llevó al motín sangriento de Thorne en su contra, pero le llegó su merecido cuando el Bastardo revivió y decidió ejecutarlo ya como Lord Comandante. “Me di cuenta de que algo estaba mal cuando me pusieron la soga alrededor del cuello”, bromeó Teale. El regreso de Snow, dijo, se trataba sobre el fallecimiento de la Muerte. “Nos lleva a imaginar que quizá ahí la Muerte no tiene un verdadero dominio”.

Joffrey Baratheon

Interpretado por Jack Gleeson
Cuarta temporada

Si Meñique y Olena Tyrell, el hombre en busca de estatus y la matriarca de una de las familias más ricas de los Siete Reinos, no hubieran conspirado para envenenar a Joffrey en su boda, seguiría atormentando a todos por doquier. Fue un servicio a la comunidad. Pero el que se ahogara en brazos de su madre volvió al pequeño monstruo, al menos por un momento, en un niño pequeño y su sufrimiento quizá fue algo prolongado.

Roose Bolton

Interpretado por Michael McElhatton
Sexta temporada

Aunque había sido uno de los abanderados de Robb Stark, Roose fue quien lo mató en la Boda Roja, con un puñal al corazón. Situación similar a como murió el mismo Roose, a manos de su hijo; algo de justicia poética. “Tenía un amigo que estaba de visita en el plató ese día”, dijo McElhatton, “y me recordó hace poco: ‘¿Te acuerdas de cómo le dijeron al equipo de grabación?’. Porque no sabían que iba a morir. Entonces la reacción de todos ellos cuando grabé mi escena de muerte fue ‘Oh, por Dios, oh, por Dios'”. McElhatton no ha leído sobre cómo fueron las reacciones de los fanáticos. “¿Acaso me extrañan?”, preguntó, entre risas.

Ramsay Bolton

Interpretado por Iwan Rheon
Sexta temporada

La persona más terrible, de manera justificada, tuvo la muerte más terrible. Ramsay, quien castró a Theon Greyjoy por diversión, cazaba y violaba a mujeres como si fuera actividad recreativa e hizo que sus perros desarrollaran un gusto por la carne humana, terminó siendo la última comida para sus mascotas. El platillo fue servido por Sansa, su esposa violada y abusada. Claro que ella sonrió.