Ocio y Cultura
A mandobles con la Historia

Después de haber vigorizado la hierática figura de Sherlock Holmes y haberlo convertido en un "action hero" posmoderno gracias al cínico rostro de Robert Downey Jr. ahora el protohipster inglés por excelencia, el otrora todopoderoso Guy Ritchie, la emprende con otro héroe fundamental del mundo anglosajón prebrexit, el mitológico rey Arturo.

El ex marido de Madonna, alejado ya de sus añorados comienzos como "enfant terrible" de la industria cinematográfica británica, se ha transformado paulatinamente y para solaz de sus enemigos de la crítica, con la llegada de la vejez y el dinero a espuertas, en un artesano visual del montón, que se conforma con seguir gamberreando vacuamente, ahora inocuamente, con unas películas cada vez más maquinales.

El rey Arturo de esta obra menor del pop fílmico está interpretado por Charlie Hunnam, otro guaperas lanzado al estrellato del cine internacional desde su Inglaterra natal gracias fundamentalmente a su papel de motero en la serie "Sons of Anarchy". Como malo oficial de "Rey Arturo: La leyenda de Excalibur" (2017) encontramos a Jude Law, que ya ejerció de Dr. Watson para el ínclito Guy Ritchie.