Ocio y Cultura

Los consumidores de animación adulta sabemos que existe un inmenso mundo más allá de la Disney y de Pixar. La producción de dibujos animados es ingente y abarca todas las filmografías mundiales...otra cosa es si logran llegar a nuestras desoladas pantallas nacionales. Un abonado a nuestros cines, para algarabía de los cinéfilos, es el británico Nick Park. Conocido internacionalmente por los televisivos Wallace y Gromit, Park ha hecho unas cuantas incursiones en el Séptimo Arte como director con "Chicken Run: Evasión en la granja" (2000) o "Wallace & Gromit: La maldición de las verduras" (2005), además de ejercer de productor en otras tantas.


Nick Park se ha especializado en el stop motion con muñecos hechos de material flexible que cobran vida gracias a la magia del cine y a la habilidad artística de este artesano reconvertido en adalid de esta técnica de animación. Con "Cavernícola" (2017) Park regresa por todo lo alto remontándose, nada menos, al origen de los Tiempos y enfrentado en singular lid a dos muestras de la evolución social del Hombre: los primitivos miembros de la Edad de Piedra y los "modernos" promotores de la Edad de Bronce. Esta lucha evolutiva se librara mediante un partido de un recién inventado deporte al que no se le presupone gran futuro...el futbol.


"Cavernícola" (2017) es una comedia que juega con los gags alrededor de los anacronismos históricos y de las referencias "inadecuadas" al momento temporal de los personajes. Un recurso clásico en la Comedia en general y más que amortizado en la comedia cinematográfica. Además de disfrutar de esta comicidad también podemos recrear la vista con esta técnica de animación centenaria que tiene a Nick Park como uno de sus máximos exponentes.