Ocio y Cultura

El anciano Clint Eastwood se niega a abandonar lo que ha sido el trabajo de su larga vida, el cine. A un ritmo desenfrenado que muchos directores jóvenes envidiarían, Eastwood sigue rodando películas casi anualmente. El último proyecto que ha llegado a buen puerto al fin puede ser disfrutado ya en nuestras pantallas. Esto ya de por sí es toda una noticia, más allá de la calidad final del producto.

"15:17 Tren a París" (2017) narra un recordado suceso reciente que impresionó de tal manera al abuelo Clint como para motivarle a plasmarlo en forma de filme. En 2015 tres ciudadanos norteamericanos de turismo por la vieja Europa cogen un tren hacia París donde tendrán que enfrentarse con las manos desnudas con unos terroristas que pretendían cometer una sangrienta masacre. Estos tres amigos se convertirán en héroes accidentales y su historia llenará los titulares de todos los medios mundiales.

Clint Eastwood, siempre tratando de analizar el componente heroico del ser humano, en esta ocasión quiere enfatizar la naturaleza heroica en el ciudadano común. Rizando el rizo el veterano actor/director ha contado con los auténticos protagonistas del hecho, Spencer Stone, Alek Skarlatos y Anthony Saldler. El incluir actores no profesionales dentro de una película no es algo nuevo en este mundillo, pero que estos sean los mismísimos personajes históricos sí que es algo a tener en cuenta.