Ocio y Cultura
Kylie Jenner y las amigas de su fiesta. EP

No puede negar Kylie Jenner que sale a las mayores de la familia. La pequeña del clan Kardashian cumple 21 años este viernes, 10 de agosto de 2018, una fecha muy especial para ella ya que es la mayoría de edad en Estados Unidos.

Además, se trata del primer cumpleaños que Kylie Jenner pasa junto a su hija Stormi. Por eso, la empresaria ha tirado la casa por la ventada y lo ha celebrado por todo lo alto con un festejo que comenzó el jueves.

Kylie ha compartido dos imágenes con su hija Stormi, que nació el pasado 1 de febrero:

"Empezando mi cumpleaños con mi regalo más especial. Qué era la vida antes de ti, Stormi. Te quiero pequeño ángel", ha escrito en la primera instantánea la modelo junto a una imagen en la que aparece con un body negro, abrazando a su pequeña, mientras ésta tiene una mano en la boca.

BIRTHDAY BEHAVIOR! WERE ALL TURNING 21!!

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el 9 Ago, 2018 a las 10:48 PDT

En la segunda fotografía, Jenner y Stormi aparecen prácticamente en la misma posición pero la pequeña mira fijamente a la cámara, lo que nos permite ver cierto parecido a su madre.

Además, la modelo deja ver su cicatriz del muslo izquierdo. En esta ocasión, Kylie ha comentado: "Mi corazón".

Más tarde, la empresaria ha salido de fiesta para celebrar su cumpleaños más especial hasta la fecha.

a bunch of baddies 🤷🏻‍♀️ we’re 21 today

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el 10 Ago, 2018 a las 2:37 PDT

Para la ocasión, la pequeña de las Kardashian ha optado por dos looks muy diferentes. En la cena, Jenner ha lucido un vestido de manga larga, ajustado, con pronunciado escote, de tejido seda y color fucsia.

Además, la joven ha completado su estilismo con una peluca rubia recogida en una coleta baja. Horas después, Kylie ha compartido otra imagen con otro look, en esta ocasión un mono de palabra de honor, ajustado y muy brillante, con lentejuelas en color rosa palo.

A la fiesta no le ha faltado detalle: vasos personalizados, piscina de bolas, lluvia de confetti y hasta camareros con camisetas con la imagen de la portada de Kylie en Forbes.

Aunque una de las cosas más sorprendentes ha sido la lista de invitados.