Ocio y Cultura
Restaurante Canario Gofio.

Después de un año de andadura en la capital, Gofio se afianza entre las mejores opciones de restauración de la ciudad presentando una atrevida carta que, respetando los sabores de la cocina canaria más tradicional, arriesga cada día a través de elaboraciones únicas y una extraordinaria puesta en escena.

La céntrica calle Lope de Vega 9 de la capital acoge a un grupo de verdaderos apasionados de la gastronomía y la cocina canaria que, desde hace poco más de un año, decidió embarcarse en un proyecto único fuera de las Islas Canarias: Gofio.

Comenzaron eligiendo un nombre de vital importancia en la historia, cultura y gastronomía de las islas, el gofio, para después seleccionar un enclave privilegiado de la ciudad, el madrileño Barrio de Las Letras.

Liderados por el chef canario Safe Cruz, el equipo del restaurante trabaja cada día con el firme propósito de ofrecer al consumidor un producto diferente, alejado de la convencionalidad, 100% canario y con sabores únicos, sin copias ni evidentes referencias, salvo las de la gastronomía tradicional canaria.

Con una carta que no supera nunca la quincena de platos y que cambia todos los meses en función de los productos de temporada y de la demanda de sus clientes, Gofio ofrece propuestas divertidas, con mucho sabor y gancho, que consiguen sorprender en cada visita a todos los amantes de la gastronomía y la cocina canaria que se acercan a este rincón de la capital con ganas de vivir una experiencia única y descubrir sabores insuperables.

Entre sus platos, algunos de ellos fijos y otros en ocasiones fuera de carta, destacan el roastbeef de txuleta a la brasa con durazno herreño, queso gomero y mojo palmero (que el equipo ahúma en la mesa con tea canaria); las empanadillas de conejo al salmorejo, los chipirones con almogrote de queso feta y papada de ibérico o el auténtico queso asado canario ahumado con mojo, dulces y garrapiñadas.

Para completar y complementar su deliciosa propuesta gastronómica, el jefe de sala, Alberto Martín, ofrece a sus clientes una cuidada selección de los mejores vinos canarios: una pequeña carta que recoge cerca de una treintena de referencias, que día a día se va ampliando. Además, si algo tiene claro el equipo del restaurante y el propio chef, Safe Cruz, es que “no entendemos a día de hoy una carta que no apoye un sector tan particular y auténtico como es el del vino de Canarias”.

Un toque de locura, un trabajo constante por ofrecer sabores originales y con sentido, una materia prima canaria de calidad y mucha dosis de autenticidad y esfuerzo son los ingredientes que ofrece a sus clientes este pedacito de las islas en la capital española: Canarias en estado puro.