Ocio y Cultura
Albóndigas en salsa

¿Sabes cómo preparar albóndigas en salsa y que te salgan a la primera? Si a menudo las albóndigas se te rompen o pegan al prepararlas, te contamos trucos fáciles. Una receta casera de toda la vida acompañada con una salsa que te sabrá ‘a gloria’. En otro artículo de Periodista Digital preparamos solomillo al Pedro Ximénez, hoy albóndigas en salsa.

Se preparan albóndigas en todo el mundo,  desde Japón a Estados Unidos, y en cada zona las elaboran de forma distinta. En Estocolmo la carne la combinan con patatas y mantequilla, en Alemania las tiene de distintos tipos de carne y también las Königsberger Klopse , con anchoas y arenques. En Italia gustan tantos las polpettes que las comen incluso con pasta o sopa y tienen una versión tamaño mini que se llama polpettine.

Albóndigas en salsa

Ingredientes para 4 personas

Para las albóndigas:

  • Carne picada mixta (ternera- cerdo) – 500 g
  • Miga de pan duro  - 60 g
  • Dientes de ajo –3 unidades
  • Leche –25 ml
  • Piñones –2 cucharaditas
  • Huevos – 2 unidades
  • Canela – una pizca
  • Comino –una pizca
  • Perejil – 1 cucharada
  • Orégano seco – una pizca
  • Sal –al gusto
  • Pimienta – al gusto

Para la salsa

  • Cebolla – 1 unidad
  • Puerro- 1 unidad
  • Zanahoria – 1 unidad
  • Laurel -  1 hoja
  • Pimiento verde – ½ unidad
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Tomate triturado – 250 ml
  • Pimentón – ½ cucharadita
  • Caldo de carne en pastillas – ½ pastilla
  • Vino blanco – 150 ml

Preparación

  • La miga de pan  la colocamos en un recipiente con leche y un poco de canela. La canela enriquece el sabor de la carne, se usa mucho en Marruecos, para aromatizar, solo necesitamos una pizca dejar a remojo unos  minutos.

  • En otro reciente añadimos la carne, el orégano, los dientes de ajo picados, el perejil picado, los piñones, el comino,  sal y pimienta. Mezclar estos ingredientes, luego agregar los huevos ligeramente batidos. 

  • A continuación añadir la miga de pan remojada en leche. Dejar reposar de nuevo 10 minutos. El reposo nos ayuda a compactar mejor los ingredientes para evitar que luego se rompan las albóndigas. La miga de pan duro ayuda a compactar mejor que si usas pan de molde que es más blando.

  • Una forma cómoda de trabajar las albóndigas es con las manos bien secas. Para evitar que se te queden pegadas, frota con un poco de harina. Amasa bien la carne y luego haces bolitas de un tamaño similar. En un plato añade harina y pasa las albóndigas para que se impregnen ligeramente. Prepara otro plato con papel de cocina para dejar reposar las albóndigas una vez cocinadas.

  • Añade aceite a una sartén y cuando esté caliente las doramos por fuera, las haremos  menos tiempo ya que se terminarán de cocinar en la salsa, solo dos o tres minutos hasta que veas que por fuera se van dorando. Luego las reservamos en el plato con papel de cocina. Reserva el aceite donde acabamos de freír las albóndigas.

Para la salsa de albóndigas

  • La salsa tiene un sabor especial precisamente al añadir las albóndigas y mezclarse los sabores, posiblemente es una de las salsas más sabrosas. Combina con pasta, con arroz o con verduras.¡Si te sobra puedes congelar y usarla para cualquier otra receta!

  • La zanahoria la rallamos, y el resto de verduras la picamos fino: cebolla, los ajos, el puerro,  el pimiento. En el mismo aceite anterior donde cocinamos las albóndigas añadimos la cebolla bien rallada y dejamos que se quede transparente sobre dos minutos.

    Mientras tanto en un recipiente apto para microondas introduce la zanahoria rallada, tapa con papel film y programa tres minutos a máxima potencia.
  • Añade los ajos y el pimiento a la sartén y sofríe dos minutos. Incorpora el laurel, la media pastilla de caldo de carne y pimienta. Pasados tres minutos, añade  la zanahoria rallada.

  • Mezcla estos ingredientes y añade el tomate frito y el vino blanco. Remover, tapar el recipiente y cocinar durante dos minutos. Pasado este tiempo agrega las albóndigas a la salsa. Tapa el recipiente y cocina a fuego lento durante 12 o 15 minutos hasta que veas que la salsa ha reducido.

  • Pasado este tiempo, dejar reposar durante cinco minutos, con cuidado retira las albóndigas de la salsa con una cuchara.
  • Para lograr una salsa más fina verter toda la salsa en un recipiente apto para batidora. Cuida de retir la hoja de laurel, luego triturar hasta obtener una textura homogénea.

  • Si te sobre puedes congelar en una cubitera para usar la salsa cuando quieras.A la hora de servir coloca las albóndigas en un plato y acompaña con la salsa.

También te puede interesar

Receta de lomo al horno con patatas

¿Te ha gustado la receta de albóndigas en salsa? Si quieres descubrir más recetas caseras fáciles, síguenos en Facebook