Ocio y Cultura
Flan de café sin horno

Un flan de café casero, delicioso, sin necesidad de horno, ideal para preparar en verano. No lleva huevos, así que resulta más ligero. Ten en cuenta que un huevo tamaño L tiene unas 72 calorías, como se suelen usar unos 4  solo en huevos saldrían 288 calorías. ¡En este flan al no llevar huevos rebajamos el contenido calórico! Con café ‘café’ no de concentrado. En otro artículo de Periodista Digital hicimos mousse de frambuesas, hoy flan de café fácil.

Flanes sin huevos: ¿dónde está el truco?

Los flanes clásicos suelen llevar huevo, que una vez en el horno, —si lleva huevos siempre habrá horno u otra forma de cocción—, cuaja y nos da la textura del flan. Sin embargo hay otras opciones, como por ejemplo los famosos postres italianos ‘panna cottas’ que logran la textura gracias a la gelatina. Este postre italiano ya se elaboraba en el siglo XVIII en la zona del Piamonte, pero en aquel entonces en lugar de gelatina su usaba cuajo.

La gelatina neutra es muy ligera, tiene 345 calorías por 100 gramos. ¡Ojo no te asustes que para las recetas usamos uno o dos sobres de gelatina neutra! Cada sobre tiene 10 gramos y usamos 2 sobres, por lo tanto el contenido en calorías para dos sobres es de 69 calorías. Compara con las 288 calorías de usar 4 huevos y verás cómo este flan de café es bastante más ligero.

Receta de flan de café sin horno

Ingredientes

  • Café (líquido no de concentrado)– 150 ml
  • Leche – 500  ml
  • Nata para cocinar ligera 12% MG–500 ml
  • Azúcar – 100 g
  • Gelatina neutra –2 sobres

Para el caramelo

  • 150 g de azúcar
  • 3 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas de zumo de limón

Utensilios

  • Flanera de 1.5 litros

Preparación

  1. Para hacer el caramelo: añade en un cazo el azúcar pero sin agua, solo azúcar.  Si agregamos agua al principio podría cristalizar.

    Enciende el fuego a baja temperatura y remueve. Espera que el azúcar se derrita. Cuando notes el caramelo tiene un color amarillo dorado, es cuando añadimos el agua poco a poco y removemos. ¡Ojo con el color del caramelo si se pone oscuro amarga! Apaga el fuego y añade el zumo de limón. Verter el caramelo en el fondo de una flanera y reservar.

  2. Para hidratar la gelatina añadimos el polvo a un recipiente y vertemos 100 ml de agua a temperatura ambiente. Remover y dejar que repose 10 minutos.
  3. En un cazo añadimos la leche y el azúcar, llevar a ebullición.

  4. Retirar del fuego y añadir ahora la gelatina que ya habrá espesado. Remover con ayuda de unas varillas hasta integrar todos los ingredientes.

  5. En una ensaladera o recipiente grande añade la nata y bate ligeramente con las varillas, no monta igual que la nata de batir pero si espesa un poco. Agregar el café y mezclar. La nata para cocinar es más ligera que la de batir, la encuentras en cualquier supermercado (nata para montar ligera no encuentras todas tiene sobre 30-40% de grasa, la de cocinar en cambio sobre 12% MG, en este postre al llevar gelatina podemos usar nata de cocinar y queda muy bien)

  6. A continuación verter la leche con la gelatina en el mismo recipiente donde mezclamos la nata y el café. Remover todo para que se vaya integrando.
  7. Ya tenemos la mezcla de nuestro flan de café, solo nos queda verter en el molde. Tapar con film de plástico y dejar reposar en la nevera al  menos 8 horas.

  8. Al día siguiente para desmoldar, sacamos el flan de la nevera. Llena un vasito con agua y caliente en el microondas. Introduce un cuchillo en el agua para que se caliente el filo. Introduce el filo alrededor de los bordes del flan, verás que se despega con facilidad. Mover la flanera para ver que se vaya despegando el flan. Verter en una bandeja o plato con cuidado de no derramar el caramelo.

También te puede interesar

Polos de chocolate casero sin azúcar añadido

¿Te ha gustado el flan de café sin horno? No te pierdas más recetas en Facebook.