Ocio y Cultura
Doña Letizia y Don Felipe, en unas de sus "escapadas" para esquiar TV

Lo cuenta La Otra Crónica (LOC) este fin de semana, una discreta cuña en una pista apenas empinada. Así fue el bautismo de Doña Letizia en el esquí. Tuvo lugar en febrero de 2004.

Apenas tres meses antes de casarse, la entonces prometida del Príncipe acompañó a la Familia Real en su viaje anual a Baqueira Beret. Allí, los Borbón tienen una casa a su disposición todo el año.

Doña Letizia repitió ese viaje un año después y, con las jornadas de esquí de 2005, la Reina terminó con la tradición de viajar a la nieve una vez al año.

Baqueira es la pista de esquí más elitista de España. Atraídos quizá por la presencia durante años de los Borbón, muchos empresarios y políticos españoles invirtieron allí. A pesar de que las malas lenguas quisieron ver en la ausencia de Doña Letizia poco interés de la mujer de Felipe VI por uno de los deportes preferidos del Rey, parece que su ausencia en Baqueira respondía más a cuestiones de imagen que de reticencias deportivas.

El suplemento asegura que el pasado fin de semana, los Reyes, acompañados por Doña Leonor y Doña Sofía, aparecieron por sorpresa en la estación de esquí de Astún para pasar un día en la nieve. La Familia Real llegó el sábado 4 de febrero a las ocho de la tarde al hotel de cuatro estrellas Villa Anayet. Según ha explicado su responsable de seguridad, los empleados no se enteraron "hasta 15 minutos antes" de que los Reyes y sus hijas iban a alojarse en el hotel. "Sus escoltas llegaron varios días antes, imaginamos que para controlar la seguridad. La familia reservó la suite, que es una habitación de dos estancias y un saloncito que vale 300 euros la noche, lo pagaron todo ellos", detallan a La Otra Crónica.

En el hotel no dudan en calificar la presencia de la Familia Real como "lo mejor que nos ha podido pasar", ya que abrieron hace tan sólo siete meses. Igual de agradecidos se muestra el responsable de comunicación de Astún en conversación telefónica con LOC. "Nos avisaron con poca antelación pero tengo que decir que no generaron ningún inconveniente". Los Reyes y sus hijas recibieron a los medios gráficos a primera hora de la mañana. "Para el posado, se deslizaron por la Pista de Salida, por Toboganes y por Truchas", explica el responsable. Se trata de tres pistas azules, de dificultad media baja. Cuando los medios gráficos abandonaron la zona, Don Felipe y su familia "se quedaron esquiando hasta que cerró la estación".

Aunque es imposible conocer a qué pistas accedieron, tanto Doña Letizia como las niñas mostraron en los minutos de posado su pericia con los esquís. La Princesa de Asturias se estrenó con cinco años en las pistas de Suiza, tal y como retrató entonces la revista ¡Hola!. Los viajes de la familia al extranjero para esquiar han sido desde entonces continuos.

Todos viajaron en 2012 a la estación canadiense de Whistler, en Canadá. Además, en la Semana Santa de 2014 estuvieron en Couchervel, una estación de esquí en los Alpes franceses situada a una hora de Ginebra, Suiza. Según aseguró Vanitatis entonces, en esa ocasión Letizia prefirió practicar patinaje sobre hielo con las niñas mientras Don Felipe esquiaba.

La presencia de los Reyes el pasado fin de semana en Astún es un nuevo desmarque con el reinado de Don Juan Carlos. El posado de la familia recordaba a los que los eméritos hacían con sus tres hijos en Baqueira hace cuatro décadas. Sin embargo, la opción de Astún no fue casualidad. En Baqueira, la familia de Don Juan Carlos tiene a su disposición una casa en La Pleta, la urbanización más exclusiva de la zona. Aunque la vivienda no es propiedad de los Borbón, está a su disposición todo el año.

Adiós a Baqueira

Ahora, asegura el medio, fuentes de Casa Real aseguran que "Doña Letizia no va a volver a Baqueira" ya que para ellos "supone hacer uso de un privilegio que tienen por su condición de Reyes y ese no es el estilo de Felipe VI". Por eso la familia viajó a Astún, se alojó en un hotel que habían reservado y pagaron su estancia. Se desconoce si también abonaron el forfait que da acceso a pistas -148 euros los cuatro- ya que no lo han aclarado desde la estación de esquí: "No pidieron nada, eso no quiere decir que nosotros no decidamos tener alguna atención con determinadas personas".

Habrá que esperar para saber si este viaje de los Reyes se convertirá en tradición, y si cada año visitarán una estación española para hacerles promoción. De momento, Baqueira no está en la lista.