Ocio y Cultura
Carlota Corredera y Marta Torné. PD
Marta Torné confiesa que no tiene curiosidad en ver el programa de Carlota Corredera, su relevo al frente de "Cámbiame"

Se fue en silencio y su equipo se quedaba triste. Por exigencias de la cadena, Marta Torné abandonaba el programa Cámbiame sin dar explicaciones convincentes. Su suplente era Carlota Corredera que se ponía al frente del formato con una fría acogida de sus compañeros. Muchos de ellos mostraban incluso rechazo a la sustituta (¡Increíble!: Carlota Corredera le quita el trabajo al mismísimo Jorge Javier Vázquez).

El paso del tiempo va dejando pistas y la misma Marta ha dado respuesta al aparente malestar por su marcha:

"En Cámbiame no podía crecer. El presentador tiene un papel de árbitro, no muestra su personalidad, no crece. Ahora me apetece hacer cosas nuevas" (Carlota Corredera se enfrenta a malas caras y puñaladas traperas en 'Cámbiame': ¿fue buena profesional?).

La actriz ya tiene nuevo proyecto en una serie de Telecinco (Carlota Corredera menta en la cadena SER la crisis de audiencia de Mediaset, 'la bicha' de Paolo Vasile).

Aunque ella "vende" una relación de cordialidad con Carlota Corredera, sus palabras están alejadas de lo que sería un compañerismo idílico: "no tenía curiosidad por verla", decía en Semana refiriéndose a si pensaba ver el programa que presentaba en Mediaset.

Carlota se hacía la indiferente al hablar del tema en el diario Deia y justificaba su incorporación al programa con el fin de poder conciliar su maternidad. Así hablaba de su llegada a Cámbiame:

"Más que frialdad, había tristeza en ellos. Marta Torné era su compañera, su amiga, la persona con la que habían trabajado en más de 350 programas. Ellos tenían que hacer su duelo y creo que fui comprensiva con sus sentimientos y emociones. No sentí frialdad, sentí tristeza. Los primeros días fueron complicados, pero no porque estuvieran contra mí, fue un choque de emociones".