Ocio y Cultura

Se le acabó la amabilidad. David Bustamante le ha zurrado una buena a la prensa al comprobar este 21 de abril de 2017 como varias unidades móviles estaban apostadas a las puertas de la casa donde reside su hija en busca de nuevos datos sobre su ruptura con Paula Echevarría.

Bustamente no perdió la ocasión para pedir más respeto para sus familiares y, especialmente su hija:

Por favor, no va a haber más declaraciones. Está sufriendo una niña, nuestros padres, los estáis matando poco a poco. De verdad, dejarnos vivir tranquilos. No es normal, parece que hemos hecho una barbaridad, nos veremos y ya vendréis a pedir que a lo mejor no somos tan generosos, tan amables y tan educados como hemos estado siempre.

El cantante, ya totalmente 'on fire', le lanzó una última andanada a los medios de comunicación que habían dejado allí sus unidades móviles:

Por cierto, no se puede aparcar ahí, ser un poco como hay que ser.