Ocio y Cultura
Blanca Cuesta y Borja Thyssen

Hace sólo unos días, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón impuso a Borja Thyssen una fianza de 629.240 euros y le citará para el juicio oral que sentará al hijo de la baronesa en el banquillo, acusado de fingir su residencia en Andorra. La Fiscalía solicita para él dos años de cárcel y Hacienda otros tres.

Es una situación complicada que preocupa a su madre, ya que no se trata únicamente de dinero, en esa familia hay para pagar esa sanción y hasta multiplicada por mil, sino porque el tiempo de la pena de la prisión, superior a dos años, es difícil de eludir en caso de ser finalmente condenado.

Según publica Informalia, y en plena tormenta judicial, con Borja en su refugio fiscal de Andorra, su esposa Blanca Cuesta reapareció en sociedad, con motivo de la muestra artística de la clínica dental Smylife, en la que distintos artistas elaboran una escultura basada en la Venus de Milo, obras que se venderán el próximo mes de octubre en una subasta benéfica.

Blanca Cuesta firma una de estas Venus en versión libre y como colaboradora habitual de esta iniciativa nunca falta a la exposición. La nuera de Carmen Thussen no tuvo inconveniente en hablar de su complicada vida familiar. Su marido pasa la mayor parte del tiempo en Andorra y ella vive sola en Madrid con sus cuatro hijos, a punto de terminar el curso escolar.

Este verano, ningún problema judicial impedirá que vayan a navegar todos juntos por el Mediterráneo y hasta se reúnan con Tita Cervera y sus mellizas Carmen y Sabina, de 11 años, en alguna isla lejos de España. Hay que recordar que el primer encuentro entre las hijas de la baronesa y su hermano Borja, Tita y las niñas no se produjo hasta el verano de 2016 en aguas de Cerdeña. Unos meses más tarde, todos pasaron sus primeras vacaciones familiares de Navidad, juntos en la localidad suiza de Gstaad, aunque no existen fotos de ninguno de esos encuentros.

Blanca Cuesta no quiso entrar en detalles sobre la situación de su marido, pero aseguro que "Borja está tranquilo", ella también, y que hay que dejar que los temas judiciales sigan su curso y pongan las cosas en su sitio.