Ocio y Cultura
Paula Vázquez.

La chica es una excelente presentadora, pero en esta ocasión se comportó como una auténtica mamarracha metiéndose en camisa de once varas y demostró que tiene la misma sensibilidad que un alacrán con sus víctimas.

Paula Vázquez quiso congraciarse con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que negó un homenaje individualizado a la memoria de Miguel Ángel Blanco por los 20 años de su cruento asesinato a manos de ETA.

Y claro, la actriz no sólo se quedó en bragas, sino que además recibió todo tipo de 'zascas' en la red: