Ocio y Cultura
Sara Carbonero. IT

Sara Carbonero ha querido despedir el 2017 con un post de lo más sincero en su blog para Elle.

La presentadora ha compartido con todos los seguidores de Cuando nadie me ve las impresiones que le ha dejado este año que acaba.

Con una amigdalistis aguda y un poco de fiebre, la mujer de Iker Casillas no sabía si podría celebrar el Año Nuevo como tenía planeado; y es que la propia Sara reflexiona sobre todos los planes que hacemos y que luego nunca llegan a cumplirse:

"Como estas últimas horas las estoy pasando tumbada y tengo mucho tiempo para pensar he llegado a la conclusión de que lo que ocurre es que nos pasamos la vida haciendo planes e idealizando situaciones que todavía no han llegado y de ahí viene muchas veces nuestra frustración. Idealizamos a las personas, idealizamos la felicidad, tenemos en la cabeza (en parte porque así nos lo han metido) la imagen del 'todo perfecto'".

Para Carbonero este 2017 deja una tremenda pérdida en su corazón. Su amiga y compañera María fallecía hace unos meses después de luchar contra una terrible enfermedad:

"La muerte de María ha sido uno de los mazazos más grandes y difíciles de digerir. No es que no sepa que este tipo de cosas ocurren por desgracia todos los días pero, cuando te toca tan de cerca, cuando sabes diariamente de su sufrimiento, su lucha, su fuerza y su buen humor pese a todo... Cuando vives agarrado a la esperanza de que ocurra un milagro, el desenlace es como un puñal directo al corazón".

"Los que nos quedamos la vamos a echar mucho de menos, hablábamos por teléfono casi a diario porque María además de ser una amiga, trabajaba con nosotros. Me parece imposible que ya nunca vaya a estar al otro lado con su dulzura, su orden, su generosidad y su sonrisa. ¡Qué bonita sonrisa!", añade Sara y termina con un: "Donde quiera que estés Mery, nunca te olvidaremos".