Ocio y Cultura
Terelu Campos. EP

Terelu Campos no ha querido perderse la fiesta de cumpleaños que organizó Kike Calleja en su honor.

Aunque estaba agotada por la extenuante grabación de Las Campos en Chile y Argentina, la presentadora no podía faltar a este día tan especial para su amigo íntimo.

A pesar de no querer hablar abiertamente de cuáles habían sido sus planes al otro lado del océano, Terelu explicó sin ningún tipo de problema que de ligar nada de nada.

Aunque pretendientes no le faltarán, la hija mayor de María Teresa Campos parece no estar abierta al amor.

CHANCE: ¿Qué tal el viaje, traes muy buena cara?

Terelu Campos: Estoy súper cansada.

CH: No se nota.

T.C: Pues sí, sí. Yo si lo noto en mi cuerpo.

CH: Pero has hecho un esfuerzo.

T.C: Hombre hija, cómo no lo voy a hacer... si Kike es mi amigo íntimo.

CH: Habéis conocido a familiares de Edmundo, tú madre ha conocido a la otra hija de Edmundo.

T.C: Muy bien. Nosotros a ella no la hemos conocido porque teníamos rodaje y tal, pero hemos estado con Pety, su hermana que ya la conocíamos, hemos conocido al hijo de Pety, el sobrino de Edmundo y me ha gustado muchísimo Chile.

CH: ¿Os ha hecho bien de guía Edmundo?

T.C: Sí, por supuesto, por supuesto.

CH: Le decíamos a tu hermana que han salido unas imágenes en las que se ve que Edmundo está muy pendiente de tu madre, que después de todo lo que han dicho de Edmundo, que digan ahora lo enamorados que se les ve.

T.C: ¿Sabes lo que pasa? Que como nosotros esas cosas ya las sabíamos pues entiendo que cada uno pueda opinar lo que quiera. A lo mejor ha habido cosas que han parecido y por eso ha habido esa opinión. Que la gente no se levanta por la mañana y dice voy a decir esto. Quiero dejar claro que yo también soy compañera y en el programa donde trabajo opinamos de todo. Pero ellos sabían la verdad, así que a veces con eso te basta.

TERELU CAMPOS: "NOSOTRAS SOMOS CONSCIENTES DE LO QUE (EDMUNDO) CUIDA A TERESA"

CH: Parece también un poco de justicia de cara a la opinión pública, ¿no?

T.C: Sí, sí, claro. A mí me parece muy bien, porque nosotras somos conscientes de lo que cuida a Teresa, en el viaje y en el no viaje, pero en el viaje lo hemos constatado más porque tú también las vives, porque en el día a día aquí no lo vivimos, lógicamente.

CH: ¿Cómo está Teresa, porque con tantas horas de vuelo?

T.C: No he hablado con ella, porque no he parado tampoco y digo, no vaya que esté descansando y no me he atrevido... lo justo que pones un mensaje y te dicen, me acabo de dormir, así que ya mañana la llamaré para ver qué tal, pero venía muy cansadita. El vuelo ha sido muy largo. Son trece horas, más cuarenta minutos dentro del avión, más tres horas antes en el aeropuerto... no quiero ni pensarlo.

CH: ¿Has ligado, has levantado alguna pasión que otra?

T.C: No he ligado, hija mía, no ligo nada, nada.

CH: ¿Por qué no quieres?

T.C: No, porque tampoco tengo tiempo. Si te crees que me llevan a ligar... si no me llevan ni a un garito nunca.