Ocio y Cultura
Kiko Rivera RS

Kiko Rivera cumplió el pasado 9 de febrero de 2018, 34 años en uno de sus mejores momentos. Hace tan sólo diez días que daba la bienvenida a la pequeña Carlota, su segunda hija con Irene Rosales, que ha sido la primera en felicitarle con este bonito mensaje.

A esto se le suma la felicidad del hijo de Isabel Pantoja que el pasado mes de septiembre por fin pudo volver a conducir.

Después de casi dos años sin poder coger un coche por diversos problemas con los agentes de tráfico, hace cinco meses pudo poner sus manos de nuevo sobre un volante.

En septiembre de 2015, le sancionaron con la retirada de los puntos y el carné de conducir, sin embargo el hijo de Isabel Pantoja hizo caso omiso a la sanción y volvió a coger el coche en mayo de 2016.

Sin embargo, el DJ no esperó a terminar el cursillo y fue pillado al volante por una persona anónima que le grabó y difundió las imágenes al «Programa de Ana Rosa».

Después de ese último enfrentamiento con la ley, Kiko Rivera abandonó su coche y se puso a estudiar para recuperar el carné, realizando el examen de 30 preguntas a finales de septiembre, que consiguió aprobar.

Por otro lado, la decisión de pasar por quirófano para someterse a una intervención en la que le implantaron una banda gástrica el pasado mes de noviembre, le ha supuesto una alegría extra a Kiko Rivera, que presume continuamente en Instagram de su cambio de físico.

Gracias a la intervención y a sus cambios de hábitos, el DJ está comenzando a ver los primeros avances en su físico. «El mejor cambio de mi vida sin lugar a dudas. Seguimos modo on», escribía el DJ hace unos meses junto a las dos imágenes en las que mostraba orgulloso la comparativa.

Sin embargo, no todo ha sido alegría y felicidad en este último año. Kiko Rivera, al igual que el resto de su familia, ha pasado por muchos altibajos en este último año. Hace poco menos de un año, el DJ intentó cumplir con agenda profesional llevando su música por fiestas y bolos en nuestro país a pesar de sus problemas de gota, un tipo de artritis que causa dolor y rigidez en las articulaciones.

Esta enfermedad no ha sido la única, aunque sí la más grave, que ha atormentado al hijo de la tonadillera este último año.

A finales de febrero del año pasado, Kiko Rivera tuvo que ser ingresado en el hospital por un problema con su rodilla. Al parecer, al hermano de Chabelita tuvo que someterse a una punción de rodilla.

A esto se le suma que Kiko no deja de recibir todo tipo de amenazas, insultos y burlas en sus redes sociales. «Prepárate gordo, que vas a bajar de peso pero rápidamente», o «te voy a peinar la calva con un cuchillo», son algunos de los cientos de comentarios que recibe el hijo de Isabel Pantoja cada vez que publica alguna foto o vídeo en sus redes sociales.

«Kiko, aprovecha la multitud. No vas a reunir a tanta gente hasta el día de tu funeral, cuando hagamos cola para cagar en tu tumba», fue uno de los comentarios más bruscos que recibió tras colgar una fotografía que colgó tras uno de sus conciertos.

Estas amenazas aumentaron cuando el DJ fue uno de los muchos famosos valientes que dieron la cara y defendieron la unidad de España durante el referéndum ilegal celebrado en Cataluña, celebrado en 10 de octubre.

«Esto es España y aquí hay que mamar...pese a quien le pese», escribió el hijo de la tonadillera.

Algo que no debió sentar demasiado bien a los usuarios de la red social.

Fuente: ABC/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Las imágenes más duras de Kiko Rivera en las que debería mediar una protectora