Ocio y Cultura
Víctor Sandoval lllorando a moco tendido. EP
Tengo dos tumores en la tiroides. Las manos se me congelan, tirito...

Es una entrevista dramática. Víctor Sandoval se 'desnuda' casi literalmente con 'Lecturas' y relata a la revista, con pelos y señales, sin ahorrrase una lágrima, el infierno por el que pasa desde que Hacienda le embargó hasta su último euro.

Según 'Lecturas', hasta se pone a llorar cuando les confiesa que a la ruina se le suma el pánico que tiene a salir a la calle por el acoso al que le somete un hombre que ha llegado a agredirle.

Por si fuera poco, Víctor suma a su desastre económico un preocupante problema de salud:

“Tengo dos tumores en la tiroides. Las manos se me congelan, tirito...”.

Y mientras Víctor pasa por su momento más difícil, su exmarido Nacho Polo vive una vida de lujo en Miami junto con su actual pareja, Robert Onuska.

En una de sus recientes publicaciones en redes sociales, Víctor Sandoval le hacía este reproche:

"Hoy es nuestro aniversario de boda y seguimos sin repartir el patrimonio, que tienes TÚ TODO! ... DEVUÉLVEMELO! ... No digo lo que pienso pq un juez lo prohíbe. Pero me parece insultante a la justicia y a mi familia, que aparezcas en prensa un día como hoy haciendo alarde de una fortuna que “quizá” no amasaste tú ... solo por seguir destrozándome. #27enero #aniversariosangriento #desfachatez #devuélvemelo #justiciaporfavor".

¿Qué te ha pasado?

Me siento solo, no es lo mismo que estar solo. Aquí en Sitges tengo gente, pero ellos están ahí. No quiero volver a Madrid por no darme de bruces contra esta soledad. El vacío ha sido brutal.

¿Te han hecho el vacío?

De la tele solo recibo mensajes de Belén Esteban, nada más, es la única que se preocupa por mí. El resto no.

¿Cómo pasaste la Navidad?

Pasé las navidades y mi cumpleaños solo con mi perro en la playa.

¿Por qué no las pasaste en Madrid con tus padres?

¿Cómo pago el viaje de Sitges a Madrid? El día 1 de noviembre de 2018 Hacienda me embargó mi cuenta. Era puente y no podía acudir a nadie. Nadie me podía dejar dinero para comer.