Ocio y Cultura
Aída Nízar en la televisión italiana. TV

La ames o la odies, la adores o te repugne, te guste o te disguste, la realidad es que no puedes decir que Aída Nízar no es un personaje único.

No existe en el firmamento de los 'famosillos' alguien que se le aproxime. La hemos visto hablar sola, recibir bofetadas o tartazos y hasta sin bragas. Siempre entregada al espectáculo.

Para muchos es la mujer más odiada de España; para otros, simplemente una persona que necesita enfermizamente atención, y la busca con desesperación.

Se define como la «elegida de Dios», y habla de sí misma en tercera persona. Adora su vida, pero pocos la soportan a ella.

Sin embargo, ha demostrado que en televisión es magnética, y su recepción, polarizada. Los espectadores votan a favor de Aída Nízar, y también en su contra. Siempre en masa.

Sin embargo hacía muchos meses que no se dejaba ver por un plató de televisión, y es que la colaboradora estaba involucrada en su nuevo proyecto: participar en uno de los programas de mayor audiencia de la parrilla televisiva italiana.

La ex concursante de «Gran Hermano» ha concedido una entrevista al portal web «Jaleos» para hablar sobre su nueva vida en el país transalpino.

Y declara:

«Aída ha ido a hacer lo que mejor sabe hacer: entretener al público y reventar los audímetros. En los 15 minutos que tuve de pantalla, si los espectadores eran cuatro millones, durante mi intervención eran ocho. Porque Aída no solo entretiene, hace rico a quien la contrata».

Tan solo lleva cuatro programas, pero la aparición de Aída ha sido como un tsunami que ha encandilado a la audiencia.

Se ha coronado como una de las colaboradoras más importantes del espacio televisivo y ha ocupado su trono con la arrogancia que le caracteriza.

Habrá que esperar a ver cuánto tardan la audiencia y sus propios compañeros en «odiar a Aída Nizar».