Ocio y Cultura
María Jesús Ruiz Telecinco

"Al parecer, la dignidad de la vida humana no estaba prevista en el plan de globalización", como bien dice Ernesto Sábato.

El concepto de dignidad humana tiene su origen en la antigüedad griega; sin embargo, se ha enriquecido en su significado y alcance a lo largo del desarrollo de la historia humana, pasando de ser un concepto vinculado a la posición social a expresar la autonomía y capacidad moral de las personas, constituyéndose en el fundamento indiscutible de los derechos humanos, según sciencedirect. Especial relevancia tiene la dignidad humana, como elemento para enfrentar y desarrollar las normas relativas a las transformaciones sociales provocadas por el desarrollo científico y tecnológico. Pero también en televisión asistimos a un complicado equilibrio entre  subir audiencias y mantener o redefinir la diginidad humana.

Más de dos meses de concurso en Supervivientes hacen que los concursantes estén dispuestos a todo por algo de comida, si no que se lo digan a María Jesús Ruiz que ha decidido raparse el pelo a cambio de comida, según Europa Press.

Nada más y nada menos que tres pollos asados, tres raciones de patatas y una tarta de chocolate para disfrutar ella sola o compartirla si así lo quiere. En un principio la organización le había ofrecido tres bocatas de calamares a cambio de su preciado pelo, con lágrimas en los ojos María Jesús declinó esa oferta diciendo: "Si hubieran sido tres pollos asados con patatas fritas y una tarta de postre, sí", dejó caer.

La organización del programa poco tardó en aceptar esa oferta a la que solo tuvo que añadir María Jesús que la comida fuera en días diferentes. Más nerviosa que nunca María Jesús se sentó, con lágrimas en los ojos despidiéndose de su pelo, a la espera de que la peluquera más famosa, Raquel Mosquera procediera a raparle el pelo.

"Bueno me veréis casada con peluca", dijo la concursante que pasará por el altar el 14 de septiembre con Julio Ruz. La exmiss aseguró que lo está pasando fatal: "Me está costando la misma vida no comer". Raquel Mosquera hizo honor de su profesionalidad alentando a María Jesús de que se lo pensara bien mientra veía como lloraba su compañera. "Para mí es un honor cortar el pelo aquí en Supervivientes", comentaba mientras le pasaba la maquinilla a María Jesús.

Al reunirse con sus compañeros no tuvieron más que halagos para la valiente María Jesús, que solía podía pensar en los pollos que iba a disfrutar y la energía que le iban a proporcionar para la recta final del concurso. Sin duda fue la protagonista de la noche, dejando claro que estos concursantes lo dan todo por la supervivencia.

VÍDEO DESTACADO: Cabreo de los fans por lo que le hicieron a María Jesús en directo