Ocio y Cultura
Cristina Cifuentes y Màxim Huerta. EP
El título falso de Pedro Sánchez y el cargo 'fake' han desaparecido en su CV de Moncloa

No es aplicable quí aquello tan repetido de 'mal de muchos, consuelo de tontos', porque sólo ha sido uno el crujido, pero tiene su lógica que Cristina Cifuentes, a la que tanto acosaron tipos como Máxim Huerta, sienta una inconfesable satisfacción al ver lo que ha pasado.

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid ha hecho referencia en twitter a la noticia del día (el fraude fiscal del ministro de Cultura y Deporte) con un mensaje en sus redes sociales que ha provocado la ira de los mismos internautas que a ella no le dieron un respiro.

Si hubiera contado con unas horas más, la apaleada Cifuentes seguro que habría tenido un 'detalle' con Pedro Sánchez, que va de 'Don Limpio' pero al que han pillado también haciendo chapuzas.

El socialista Sánchez, a la chita callando ha aprovechado su nuevo cargo para hacer ‘limpieza’ de  currículum.

Desde que tomó posesión, al nuevo presidente del Gobierno se le ha ‘caído’ un presunto máster por el instituto privado IESE, del que presumía en otros sitios oficiales, y que no era tal sino un título de postgrado que no tiene esa consideración.

Además, ha pasado de ser “jefe de gabinete” del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia durante la Guerra de Kosovo (1999) -como afirma en su curriculum oficial del PSOE- a, simplemente, “miembro del gabinete”.

A Sánchez se le ha destacado ese cargo en la mayoría de sus biografías, porque así se lo atribuyó él mismo. Sin embargo, el propio Alto Comisionado, Carlos Westendorp- en precisión, Alto Representante Permanente de la Comunidad Internacional en Bosnia-Herzegovinaconfirmó a OKDIARIO que esa jefatura no era tal, sino que el ahora presidente formó parte de su equipo como un miembro más.

A falta de ese 'pastel', Cifuentes se ha limitado desde su 'exilio' a hacer alusión a la multa que recayó sobre Màxim Huerta por parte de la Agencia Tributaria en 2017 y en la que le obligaba a pagar 243.000 euros y que al final ha concluido con la dimisión del flamante ministro de Cultura y Deportes de Pedro Sánchez, tras permanecer apenas siete días en el cargo:

El mensaje de Cifuentes ha sido aplaudido por su seguidores y criticado por sus detractores:

En la misma línea que Cristina Cifuentes, aunque de otros ámbitos ha habido alguno muy imaginativo: