Ocio y Cultura
Begoña Gómez TW

Tras acudir al desfile benéfico de Juana Martín hace unos días para recaudar fondos para la investigación del cáncer de mama, la actual primera dama Begoña Gómez -mujer del Presidente del Gobierno Pedro Sánchez- regresa a la pasarela esta vez para asistir a la presentación de las colecciones de los diseñadores Ana Locking y Juanjo Oliva.

El desfile de Ana Locking fue todo un éxito volviendo a llenar el front row de la MBFWM con invitados de lo más conocidos. Aunque más discreta, allí también vimos a la mujer de Pedro Sánchez que intentó no ser el foco de las miradas por lo que decidió sentarse en segunda fila. En menos de una semana -desde que su marido entró a la Moncloa-, Begoña ha demostrado su pasión e interés por el mundo de la moda.

Tras el desfile, Begoña quiso compartir con nosotros su opinión sobre la moda española: "Todos los diseñadores merecen el máximo respeto, creo que el sector de la moda necesita todo nuestro apoyo, todo el impulso que podamos darle, representa casi el 4% del PIB en España y por tanto es una industria con mucho recorrido".

La nueva inquilina de la Moncloa asegura que "en su casa hay moda española 100%" y es que Begoña ha demostrado un apoyo incondicional a la industria de nuestro país: "Creo que es nuestra obligación también estar aquí para poder impulsarlo y para poder dar mayor visibilidad, somos exportadores de creatividad".

Estaremos atentos por si en los próximos eventos en los que acompañe a su marido Begoña decide incluir en su look alguna de las tendencias más rompedoras y es que solo le ha faltado lápiz y papel para apuntar sus prendas preferidas de los desfiles como nos daba cuenta explicando una de sus tendencias favoritas son la combinación de tejidos y texturas: "He visto unas chaquetas preciosas y además con una mezcla de tejidos que creo que son muy ponibles y seguramente podamos lucir en algún momento".

La mujer del presidente ha sorprendido acudiendo a este tipo de eventos y es que no veíamos una representación de la Moncloa desde la etapa de José María Aznar cuando su mujer Ana Botella, al igual que Begoña, era y es una amante de la moda por lo que no se perdía la MBFWM.