Ocio y Cultura
Arturo Pérez-Reverte. TV

Mal negocio es que Arturo Pérez-Reverte ponga a alguien en el ojo del huracán porque el vendaval te va a llevar por delante quieras o no.

El escritor, un reconocido defensor de los animales, se ha hecho eco de la denuncia de un tuitero que considera que el Ayuntamiento de Valmojado (Toledo) se está cachondeando en la cara de los ciudadanos con su cacareada defensa de los animales.

Todo viene por las críticas que se han vertido contra la corporación municipal por mantener las becerradas y, al tiempo que celebra estas, ponerse en el lado de ser un consistorio que rechaza las vejaciones a los animales.

Según un comunicado del Ayuntamiento de Valmojado, nadie en la corporación estaría a favor del abuso hacia los animales:

Desde este Ayuntamiento reiteramos nuestro rechazo absoluto hacia todo tipo de maltrato animal.

Pero, claro, la coña, como denuncia un tuitero, viene aquí:

Las becerradas locales son una tradición seria que se rige por unas normas y un reglamento. Dichos festejos siempre han estado dirigidos por un profesional, como director de lidia, y supervisados por la autoridad gubernativa y el servicio veterinario, tal y como exige la legalidad vigente, teniendo la aprobación expresa de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, tanto este como el resto de festejos taurinos.