Ocio y Cultura
Javier Sierra gana el premio Planeta 2017 con 'El fuego Invisible'. EFE
Dotado con 601.000 euros, Sierra se añade a una larguísima y desigual lista de galardonados en los Planeta, entre los que se figuran Juan Marsé, Camilo José Cela, Eduardo Mendoza, Mario Vargas Llosa, Ana María Matute

Desde hace años era un habitual en las quinielas sobre los posibles ganadores de premio Planeta.

Desde la noche de este 15 de octubre de 2017, Javier Sierra (Teruel, 1971) ha pasado de las quinielas a convertirse en el ganador de la 66.ª edición del Premio Planeta.

Lo hizo con la novela El fuego invisible, que había presentado con el falso título de La montaña artificial y firmado con el seudónimo de Victoria Goodman.

Minutos antes de que la pasada medianoche se conociera el fallo del jurado, su portavoz, Juan Eslava Galán, había destacado la «tremenda erudición» sobre el Santo Grial que hay en el texto ganador.

El argumento avanzado por la editorial al dar cuenta de las diez novelas finalistas, elegidas entre el récord de participación que suponen los 634 originales presentados este año, indicaba que el protagonista de la novela de Sierra es un profesor afincado en Dublín, nieto de un famoso escritor, que pasa unos días en España.

Durante esa estancia «se verá envuelto en una misteriosa trama que tiene como objetivo hallar el verdadero origen de un objeto capaz tanto de atraer a poderosos enemigos como de crear mundos nuevos». Dicho objeto es nada menos que el santo grial.

La entrega del premio tuvo lugar en la habitual cena literaria que se celebró en el Palacio de Congresos de Cataluña con la asistencia de cerca de mil invitados, entre los que este año se notó la ausencia de políticos, sobre todo, de los independentistas catalanes, incluido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Quienes sí asistieron fueron la presidenta del Congreso, Ana Pastor, o el consejero de Economía y Empresa del Gobierno catalán, Santi Vila.

A pesar de las ausencias, esta ha sido una de las ediciones en las que la política ha estado mucho más presente que la literatura.

No solo en las conversaciones, sino también en las declaraciones de los responsables de la editorial, que aportaron detalles sobre el traslado de la sede social de la firma a Madrid, como que no afectará a los trabajadores o que el premio se seguirá fallando cada 15 de octubre en Barcelona.

Acallar la polvareda política y dar voz a la literatura es lo que intentará con su novela Javier Sierra, uno de los escritores españoles con mayor tirón de ventas y el primero que entró en la lista de los libros más vendidos en Estados Unidos que elabora el diario The New York Times.

Esto último ocurrió con su novela La cena secreta, por la que había recibido en España galardones como el Ciudad de Torrevieja o el Arias Montano y el de la creación literaria que concede Ámbito Cultural de El Corte Inglés

Misterio en Tánger

Niebla en Tánger, la novela finalista del Planeta premiada con 150.250 euros frente a los 601.000 de la ganadora, fue presentada con el título La nueva vida de Penélope y el seudónimo de Bella Linardi.

La autora es la escritora y abogada Cristina López Barrio (Madrid, 1970), que en una de sus obras tiene un personaje llamado madame Linardi.

Al comentar el contenido del texto, Eslava Galán fue añadiendo algunos datos a la escueta trama aportada por la editorial, en la que se indicaba que la protagonista es una mujer casada, aburrida y atrapada en la mediocridad cuya vida «da un giro irreversible tras acostarse con un desconocido».

La mujer solo conserva de su aventura un amuleto y el libro que el hombre estaba leyendo. Con estos dos objetos trata de localizarlo. Es en esa búsqueda como el libro del misterioso amante la lleva hasta la ciudad de Tánger, donde se encuentra con su autora.