Ocio y Cultura
Arturo Pérez-Reverte mira a Gabriel Rufián (ERC) haciendo el número de las esposas en el Congreso de los Diputados. PD
Ya no me enfado como antes, ahora me enfada más la estupidez, la bobada, el inculto que se atreve a sentar cátedra sobre su ignorancia

Arturo Pérez-Reverte mantuvo una agria bronca con Gabriel Rufián en marzo del 2016 a cuenta del puñetero 'procés' independentista en Cataluña (Arturo Pérez-Reverte le sacude la del pulpo a 'Cocomocho': "Nunca vi nacer independencias de la chapuza y de la caspa").

Fue en Twittter, ese "territorio divertido" para el escritor, donde le gusta plantear debates, retirarse y ver cómo continúan (Pérez-Reverte da un repaso a la nueva izquierda joven, tremendamente inculta).

Es evidente que a Arturo le importa un comino Rufián, que ni le considera como rival o personaje de entidad y este 9 de diciembre de 2017, cuando preguntaron en 'La Sexta Noche' (La Sexta) por el diputado de ERC y sus numeritos en el Congreso de los Diputados, Pérez-Reverte no se cortó un pelo:

"Tengo la teoría de que a Rufián le pegaban en el colegio o tenía miedo de que le pegaran, y de ahí salen sus conductas posteriores".

No ha acabado ahí con los majaderos el creador del capitán Alatriste y de 'Eva', su última novela, que también se ha referido a Carles Puigdemont y demás miembros del Govern que están en Bruselas o han sido o están entre rejas (Arturo Pérez-Reverte: "En términos generales, el ser humano es un hijo de puta").

En concfreto, ha comentado con dureza que algunos de ellos se autoproclamen presos políticos o exiliados.

"Cuando oigo hablar a un politico diciendo 'soy un exiliado o soy un preso político' me da risa. Nadie que haya vivido los años duros, el exilio de verdad, la muerte, la tortura... Todo viene de un problema de falta de cultura. Hemos perdido la memoria, el vínculo del pasado".

"ESPAÑA HA HECHO DEJACIÓN"

Pérez-Reverte , que recientemente ha recibido el premio de la semana Barcelona Novel·la Històrica, ha culpado a los sucesivos gobiernos españoles, a los políticos de relumbrón y hasta a los intelectuales del crecimiento del independentismo en Cataluña.

"España en conjunto, sus políticos, su sociedad, han hecho dejación. No es que Cataluña sea malvada, es que no se ha sabido crear para los jóvenes un imaginario, una ilusión como allí y eso es admirable, aunque no estoy de acuerdo con el que defienden. Pero que un joven de 17 años se eche a la calle porque cree en algo es admirable. Tiene algo en lo que creer".

En comparación, Arturo, comento con un toque de amargura que "desde hace muchos años en España no se ofrece a los jóvenes un discurso motivador, metas, referencias que los motiven".

"Ese hueco ha sido llenado por otros y en Cataluña sí se les ha dado un objetivo, una bandera, una meta, una memoria -ficticia o no-, pero se les ha dado unas motivaciones que les han hecho tener fe. El abandono que ha habido en España de la memoria, de la historia, ha dado lugar a que lo que ha ocurrido en Cataluña".

El escritor se declara 'pesimista':  "Creo que esa guerra está perdida. En dos o tres generaciones, Cataluña será muy diferente, y no para bien, porque ellos tienen algo en qué creer".

"España es un estado fallido porque no ha sido ni un país descentralizado o federal ni centralista o fuerte. Nos ha faltado una guillotina como en la revolucion francesa, una purga histórica y social. En España, la iglesia, los privilegios medievales se han mantenido pese a los movimientos políticos y ahora pagamos el precio de no haber saneado el país. Tiene mala solucion; la palabra 'España' y la bandera española suenan sospechosas".

Comentó muchas más cosas Arturo Pérez-Reverte, porque la entrevista con la que se abría 'La Sexta Noche' fue larga e Iñaki López chizo muchas preguntas, con la excusa de hablar del libro (Arturo Pérez-Reverte incendia Twitter y la Moncloa con su apoyo incondicional a Policía y Guardia Civil).

Arturo no eludió cuestión alguna, aunque trato de ser más comedido de lo habitual:

"El español tiene una cierta tendencia al suicidio nacional, cultural y político por el desconocimiento de la historia; esto sucede cuando no tienes el conocimiento y las referencias de tu propia historia: el español no tiene memoria más que para el agravio".

 "Ya no me enfado como antes, ahora me enfada más la estupidez, la bobada, el inculto que se atreve a sentar cátedra sobre su ignorancia".

"Twitter es un territorio divertido. Yo planteo debates, luego me retiro y veo cómo el debate continúa. Te da un pulso muy acertado de lo que es el ciclo humano, es un buen escaparate si uno sabe entrar y salir, pero vivir inmerso en Twitter es muy desagradable".