Ocio y Cultura
Bolas en el bombo de la lotería de navidad Pixabay

La lotería de Navidad es una de las tradiciones más arraigadas de estas fiestas. Tradicionalmente la fecha del sorteo está considerada como el inicio de las navidades en España. Como todas las tradiciones, su extensa historia ha dejado anécdotas y curiosidades marcadas en la memoria de la gente para siempre, pero también ha evolucionado con ellos y las nuevas tecnologías. Cada vez son más los que deciden buscar décimos de Navidad para la familia o amigos a través de Internet, aprovechándose de la inmediatez y otras ventajas. Por lo tanto, el día del sorteo de la lotería se ha convertido en una fecha marcada en el calendario de las fiestas de todos los españoles que ha sabido evolucionar para adaptarse a las nuevas necesidades.

La tradicional costumbre de la lotería siempre ha estado unida a supersticiones, manías que los jugadores no pasan jamás por alto con la intención de atraer a la suerte y resultar ganadores.Mucha gente utiliza números relacionados con fechas importantes de la historia o de su vida personal, como puede ser el día de su boda, del nacimiento de un hijo un aniversario. Algo también muy común es que los compradores se mantengan fieles al mismo número todos los años, algunos creen que por estadística acabará tocando tarde o temprano, otros sin embargo, tienen miedo de que por mala suerte, acabe resultando el número afortunado justo el año que decidan no comprarlo.

También existen numerosas leyendas entorno a los décimos, se dice que al pasar uno por el lomo de un gato negro aumentan las posibilidades de ganar. Hay quien prefiere pasar el boleto por el vientre de una mujer embarazada, sobre la figura de una bruja o sobre la espalada de un jorobado. También los hay que dicen que para ganar la lotería hay que entrar en la administración con el pie izquierdo y asegurarse el lotero la entrega con la mano derecha.

Entre las curiosidades de este sorteo que ya forma parte de la historia del país , se encuentra que nunca ha sido cancelado desde 1812, ni siquiera durante el transcurso de la Guerra Civil, y que los primeros décimos comienzan a venderse desde julio. Sin romper las tradiciones ha aparecido la posibilidad de beneficiarse de las nuevas tecnologías comprando los billetes a través de Internet en plataformas online. Una de las primeras ventajas es que puede hacerse sin moverse de casa y sin necesidad de ir a la administración, en estas fechas algunas acumulan colas de horas. Además, estas tienen horarios a los que someterse, mientras que los portales de venta online están disponibles las 24 horas del día. Una vez acabado el sorteo el resultado puede comprobarse desde casa casi al instante y sin tener que esperar al día siguiente, será suficiente con introducir el número jugado. Además, si directamente juegas online, el número de participación se registrará automáticamente y no hay ningún riesgo de perderlo. Por último, es posible reservar el décimo y no quedarse sin el número favorito.

Si a pesar de todo esto el número comprado no resulta agraciado, algunos optimistas aseguran que eso es presagio de un año lejos de enfermedades, y por eso lo llaman "la lotería de la salud".