Ocio y Cultura
Emily Ratajkowski en Cannes

La cifra puede dar una idea de la verdadera fama que atesora esta modelo y actriz que arrasa en las redes: desde aquel verano de 2012, 500 millones de personas la han visto bailar en el clip de la canción Blurred Lines (líneas borrosas), de Robert Thicke, en Youtube. La londinense Emily Ratajkowski tenía 21 años y en el vídeo bailaban varias modelos sin camiseta, mostrando sus senos descubiertos.

Según publica Informalia, al año siguiente fue nombrada 'mujer del año' para la revista Esquire, por delante de la actriz Jennifer Lawrence, que ya había protagonizado la primera entrega de Los Juegos del Hambre.

Rajatkowski estudió bellas artes y arquitectura durante un año en la universidad de UCLA, en California, donde creció. Antes, había coqueteado con el mundo de la moda siendo apenas una adolescente.

Con su 1,70 de estatura y unos pechos de talla excesiva para lo habitual en las pasarelas, puede decirse que es demasiado baja para desfilar o demasiado exuberante. Pero la semana pasada en la Alta Costura de París fue la más fotografiada y Harper?s Bazaar, en su edición australiana, publicó una entrevista en la que Ratajkowski denunciaba que tener los pechos grandes le resta trabajo, tal y como recogimos."Eres demasiado sexy, me dicen'. Esto se vuelve en mi contra porque la gente no quiere trabajar conmigo debido a que mis pechos son demasiado grandes", declaraba. "¿Qué pasa con los pechos? Es un atributo femenino hermoso. ¿Por qué debería ser un problema?", se preguntaba.

Por cierto que tras recibir emnsajes en las redes de que su pecho no era natural se apresuró a publicar en Twitter una imagen suya en bikini de cuando tenía 14 años para desmentirlo.

También su delgadez y por prácticas como el 'ab crack' ha estado en el centro de la polémica. Este ejercicio consiste en convertir la musculatura abdominal en dos porciones separadas por una hendidura continua, que surge del centro del pecho y acaba en el ombligo. Los expertos afirman que esto fomenta la anorexia, lo cual es más grave en personajes con casi 14 millones de seguidores y seguidoras en las redes.