Ocio y Cultura
La Reina Letizia. EP

La Reina Letizia ha retomado su agenda oficial para cumplir con sus compromisos, presidiendo la reunión ordinaria del Consejo Asesor de Fundéu BBVA.

Para la ocasión y coincidiendo con las bajas temperaturas que oscilan la capital, Doña Letizia ha optado por uno de sus look más working, con el que ha hecho frente al frío a pesar de dejar al descubierto parte de su cuerpo.

Letizia ha escogido un look sobrio formado por un abrigo negro con cinturón y detalles en los puños. Lo ha combinado con un pantalón de traje gris estrecho y un bolso de mano con cierre dorado, pero sin duda el factor más llamativo del look han sido los botines.

La monarca se ha decantado por unos botines de caña baja, que son un must de esta temporada.

Un modelo en doble tejido y tacón fino. La elección ha dejado al descubierto el tobillo de Doña Letizia, entre el zapato y el pantalón. Un detalle de lo más llamativo dado el frío polar que atraviesa la capital y que no han impedido que la Reina luzca su versión más working.

Esta es la tercera aparición de Letizia de este 2018 -tras el 80 cumpleaños del rey Juan Carlos y la Pascua Militar- y, quizás, la mejor en lo que respecta a su vestuario.

La Reina ha elegido un dos piezas realizado en lana virgen gris marengo firmado por Hugo Boss y formado por pantalón 'slim fit' y blazer jaspeada de manga larga y corte asimétrico.

Está valorado en 649 euros y lo estrenó en febrero del año pasado en un foro contra el cáncer. Desde entonces lo ha repetido en diferentes ocasiones, como en el Seminario Internacional de Lengua y Periodismo celebrado en La Rioja en mayo o recientemente, en noviembre, en la reunión del patronato de la Biblioteca Nacional.

El conjunto no era nuevo, al igual que tampoco lo era la cartera de mano negra tipo maletín, también de Hugo Boss, que la Reina guarda en su armario desde 2013. Lo que sí era de estreno es el abrigo tipo trench realizado en lana negra (del que todavía se desconoce la procedencia) y los botines de charol negro modelo Lula de la firma alemana, que le dan un toque chic y a la vez moderno al look.

En algunas webs están a la venta por 86 euros, aunque su precio original es de 170.

Ropa y complementos aparte, doña Letizia redondeó su estilismo con la que se ha convertido en su joya predilecta de estos últimos meses. Nos referimos a los pendientes de la firma española Gold & Roses, que están "inspirados en las dagas de los guerreros árabes", tal como reza en la web de la marca.

Cuestan 1.985 euros y la Reina los estrenó en junio de 2017. Esta es la segunda vez que se los vemos en lo que llevamos de año, pues ya se los puso en el cumpleaños de su suegro.