Ocio y Cultura

Amaia, alérgica confesa a las redes sociales, ha encontrado el atractivo de interactuar con sus seguidores a través de los directos, mediante las cuales responde a las preguntas de quien la ve.

En su última conexión ha protagonizado una divertida anécdota cuando su madre entró en la habitación y vio que estaba hablando a través de Instagram mientras su maleta -tenía que viajar a Barcelona para la gala del martes- seguía sin estar hecha.

"Voy a la habitación para que por lo menos vea que estoy aquí con la maleta", dijo Amaia a sus seguidores. De repente, su madre entró y descubrió que no había preparado el equipaje. "¿Por qué no acabamos la maleta y luego retomamos el directo?". "Mamá, que ya voy, de verdad", contestó la cantante. "¡Qué vergüenza!", dijo al saber que la discusión la estaban viendo miles de espectadores.

Fuente: Ecoteuve/Leer más