Ocio y Cultura

1. «Mi gran noche» de Mariano Rajoy

No es secreta la admiración que Mariano Rajoy siente por las canciones de Raphael, en más de una ocasión así lo ha manifestado, ni tampoco la primera vez que se arranca a bailar con su canción más popular: «Mi gran noche». Pero cada vez que lo hace, sorprende.


2. El momento DJ de Santamaría

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no se queda atrás. Tuvo su momento de gloria en un mitín de cierre de campaña del PP celebrado en junio de 2016. Para la ocasión invitaron al DJ «El Pulpo», pero la política se salió de sus funciones habituales y se aventuró a pinchar ella misma en medio de la madrileña Plaza de Colón.

Con los cascos puestos y los brazos predispuestos hacia arriba, se arancó a bailar al ritmo de «La gozadera» de Marc Anthony.


3. Iceta se desata con Freddie Mercury

Los miembros del PSOE tampoco se quedan atrás. Memorable fue el momento de Miquel Iceta en 2015, junto a Pedro Sánchez, en un mitín de campaña electoral. Entre vítores y aplausos, el socialista catalán se vino arriba y bailó «Don't stop me now», uno de los temas más exitosos de Freddie Mercury.

El instante desatado del político, por supuesto, quedó registrado por las cámaras y en pocos minutos Twitter hervía de comentarios sobre la anécdota. Fue tal que incluso Iceta reconoció el pasado año que en la campaña del 21-D le aconsejaron que para esas elecciones no se pusiese a bailar para dar la imagen de un presidente serio.


4. Pablo Iglesias con «Cuervo ingenuo»

La madrileña sala Galileo Galilei fue testigo en 2014 de las dotes vocales de Pablos Iglesias, que hizo un dúo con el cantante Javier Krahe con «Cuervo ingenuo», el tema con el que Krahe cargó contra las promesas incumplidas de Felipe González en los 80. Aunque el líder de Podemos hizo su propia versión y acusó a los actuales socialistas de sumisión a la Alemania de Angela Merkel.


5. El chotis de Íñigo Errejón

Su compañero de partido Íñigo Errejón también pasará al recuerdo con el chotis que se marcó para celebrar San Isidro en la pradera madrileña en 2015. Según el político, porque le pillaron desprevenido y le sacaron a bailar pero, a juzgar por las imágenes que subió a su cuenta de Twitter, estaba más que encantado.

Fuente original: Ana Cabrera, ABC/Leer más