Ocio y Cultura
'El Juli' frente al toro. TR

Más de cinco millones de espectadores asistieron a los toros durante la temporada 2017 en España. Así se desprende del informe elaborado por Diego Sánchez de la Cruz, director de la Economía del Toro.

Según las estimaciones de su estudio, se vendieron alrededor de se vendieron 1.838.000 entradas en cosos de primera, 1.100.000 en escenarios de segunda y 2.100.000 en plazas de tercera y portátiles.

Sánchez de la Cruz, a través del anuario publicado en el Ministerio de Cultura, subraya un dato relevante: hay más de tres millones y medio de espectadores «únicos», muchos de los cuales asisten a más de un festejo taurino. Por intervalos de edad, destacan estos: de 25 a 34 años (590.832 personas), de 35 a 44 (758.346) y de 45 a 54 (704.700).

En el caso de los ruedos principales, la estimación de venta por taquilla es la siguiente: Madrid, 973.000 espectadores; Pamplona, 185.000; Sevilla, 180.000; Zaragoza, 155.000; Valencia, 135.000; Málaga, 80.000; Bilbao, 70.000; San Sebastián, 35.000, y Córdoba, 25.000.

Si se suman la entradas vendidas en Francia (375.000 aproximadamente) y Portugal (436.000), el total de espectadores presentes en plazas de toros de Europa durante el pasado año ascendería a casi seis millones (5.849.000).

Además de esos más de cinco millones de personas que cubrieron los tendidos de la piel de toro española en corridas, novilladas, rejones o festejos mixtos (alrededor de 1.500 en total), según los datos de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet), otros 20 millones aproximadamente presenciaron festejos populares, de enorme arraigo en nuestro país. Por lo tanto, la tauromaquia, un auténtico fenómeno cultural, ha sumado más de 25 millones de espectadores en España.