Se entrevistó con otro miembro de Al Qaeda en el templo musulmán

clipping

El terrorista Bouchar se refugió en la mezquita de Leganés

PD, Viernes, 19 de agosto 2005

Revela Nieves Colli en ABC que Abdelmajid Bouchar se refugió en la mezquita de San Nicasio de Leganés cuando, tras abandonar el piso de la Calle Carmen Martín Gaite, logró escapar a la carrera de la Policía, que rodeaba el edificio. Era 3 de abril de 2004 y este marroquí de 22 años, corredor de fondo, había bajado a tirar la basura.

Al percatarse del cerco policial, alertó a gritos en árabe a los siete terroristas -autores materiales del 11-M- que se atrincheraban en él. Poco después, al verse acorralados, los miembros de la célula islamista se suicidaron haciendo volar por los aires la vivienda con el explosivo que no habían utilizado ni en los trenes ni en las vías del AVE. Bouchar, ahora detenido en Belgrado (Serbia), había logrado huir.

Una hora y media después

La presencia de Abdelmajid Bouchar en la mezquita es una de las últimas pistas que haía de él en España y que la policía manetnía en secreto. La explosión del piso de Leganés -en la que además de los siete terroristas falleció el GEO Francisco Javier Torronteras- se produjo a las 21.05 horas de la tarde-noche del 3 de abril. Una hora y media después, a las 22.45, el marroquí estaba escondido en el templo musulmán. Esa misma noche, fue visto en la estación de trenes de Zarzaquemada, próxima al lugar de la explosión.

Así lo afirma Ibrahim Afalah, también imputado en el sumario por haber ayudado a escapar a su hermano Mohamed así como a Mohamed Belhadj -ambos en paradero desconocido y en busca y captura- y quizás también al propio Bouchar. Éste le contó a Ibrahim Afalah en la mezquita que había escapado del piso explosionado, donde había acudido a llevar comida a los miembros de la célula terrorista. La Policía sospecha que el detenido en Belgrado residía en esa vivienda, entre cuyos escombros se hayó su documentación.

En cuanto a la implicación de Abdelmajid Bouchar en los atentados, la investigación del tráfico de llamadas telefónicas de su móvil (677.16.64.75) permitió a la Policía, tal y como se señala en un informe de enero pasado, determinar la estrecha relación que el marroquí mantenía con su compatriota Youssef Belhadj, actualmente en prisión y considerado portavoz de Al Qaida en Europa. Un sobrino de éste último confirmaría este extremo al declarar a la Policía que, durante la última estancia de Belhadj en España, Bouchar «casi todos los días llamaba a su tío al telefonillo del portal y su tío bajaba a la calle», sin permitir que nadie le acompañara.

La Policía sospecha también que Abdelmajid Bouchar pudo ser uno de los terroristas que días antes del 11-M se alojó con el resto de la «célula» en la finca de Chinchón para preparar los artefactos explosivos. A esta conclusión llegan los investigadores a partir de la intervención del teléfono de Jamal Ahmidan, «El Chino». El 2 de marzo, «El Chino» le indica a otro de los considerados autores materiales de la matanza que «un señor con sus hijos» se va a quedar en la finca. Es posible que hablara en clave y se estuviera refiriendo a Youssef Belhadj -que justo en esas fechas se despidió de su familia en España para regresar a Bélgica, sin dejar que nadie le llevara al aeropuerto- y a su entorno radical, integrado por Bouchar, Mohamed Afalah y Mohamed Belhadj, entre otros.



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook
Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05