clipping

«Antes sólo mataba Saddam, ahora hay donde elegir»

Borja Ventura, Lunes, 17 de octubre 2005
La democracia significa poder elegir. Y es democracia lo que se dijo que se intentaba exportar a Irak con la invasión y posterior captura de Saddam Hussein. Según Javier Espinosa, corresponsal en Bagdad para El Mundo, la democracia ha significado para los iraquíes poder elegir cómo morir. Este periodista ha pasado por algunas de las guerras más sanguinarias de los últimos años, como la de Bosnia o la de Sierra Leona. Y ahora, desde Irak, nos cuenta cómo es la realidad del país vista desde dentro.

{p}El lema del Premio Bayeux- Calvados, que le acaban de conceder, reza "un homenaje a la libertad y a la democracia". ¿Qué hay de eso tras la invasión de Irak?{/p}
{r}Pues ahora tienen múltiples opciones: pueden morir de un tiro, a causa de la explosión de un suicida, que los maten los americanos, o los insurgentes, o unos simples maleantes... Hay donde elegir. Antes tan sólo mataba Saddam. Eso sin contar las libertades que se han tomado los ministros del anterior gobierno que parecen haberse embolsado más de mil millones de dólares. La broma no es mía sino de un amigo iraquí porque al menos los iraquíes no han perdido su sentido del humor. Ahora cada vez que se ven envueltos en uno de esos anárquicos y terribles atascos que provocan los atentados, o el paso de los vehículos norteamericanos, todo el mundo aprovecha para saltarse las más mínimas normas de tráfico. Gente tan sabia como Jalil, mi chófer, aprovecha para gritar "¡hada al-democratiya!" (¡esto es la democracia!) mientras conduce en dirección contraria o por encima de la acera. {/r}
{p1}Ya has sido premiado en otra ocasión; dadas las circunstancias del galardón ¿sientes más satisfacción personal o profesional por ello?{/p1}
{r1}Los premios se los deberían dar a los pobres civiles, porque los periodistas al fin y al cabo van a los sitios porque quieren, se van cuando quieren y si se equipara su situación con la de los residentes locales seguro que siempre serán unos privilegiados.{/r1}
{p1}Casi a diario se informa de atentados en Irak; de todas las veces que has estado allí ¿está mejor o peor la situación ahora mismo?{/p1}
{r1}Me gustaría equivocarme y que el señor Bush tuviera razón pero pienso que desgraciadamente Irak se encuentra abocado a la guerra civil. Es un proceso que como todos los conflictos civiles llevará años de muerte y de sufrimiento. Por eso creo que todavía no estamos sino en los albores, que esto no es lo peor sino el comienzo de un enorme desastre. Ya digo, me encantaría no estar en lo cierto.{/r1}
{p1}Entonces, ¿se percibe desde allí una amenaza de guerra civil tan fuerte como aquí?{/p1}
{r1}La guerra civil ya ha comenzado, quizás no de manera abierta, con dos ejércitos que se enfrentan entre sí, pero sí entre milicias, grupos tribales, entre vecinos... Es una guerra civil al estilo de la de Argelia, donde se masacraba a diario sin que todos los asesinatos se conocieran, o sin que se supiera ni quién mataba a quién, ni tan siquiera por que. La morgue de Bagdad no deja de recibir cadáveres de gente que aparece con las manos atadas y un tiro en la cabeza. Nadie sabe quién los ha asesinado pero cuando los familiares van a recoger los cuerpos normalmente gritan que se vengarán, y así sigue el ciclo.{/r1}
{p1}¿Se siente la presencia militar extranjera en la zona? ¿Cómo ve la gente la presencia de los soldados extranjeros?{/p1}
{r1}La presencia militar norteamericana es abrumadora, especialmente cuando se circula fuera de Bagdad y no cesan de pasar sus camiones de suministros. Los americanos son la fuerza real del país. Cuando llegan a un lugar echan a la gente, sea quien sea, y no te lo piden por favor. Esta vez ya no he visto los carteles que ponían en sus todo-terreno: "Peligro, no acercarse a menos de 100 metros, se usará fuerza letal". Esta vez lo han dejado en "Peligro, no acercarse a menos de 100 metros". Los iraquíes no necesitan el resto de la frase. Ya saben que no es un eufemismo. Hay incontables casos de civiles que murieron por no respetar literalmente esa indicación. No obstante, la percepción de las tropas norteamericanas difiere según la comunidad. Los suníes les odian y los chiies simplemente les soportan, por ahora. Es muy difícil encontrar a gente en la calle (no hablo del gobierno o de los que trabajan con ellos) que te dé una opinión positiva sobre los estadounidenses.{/r1}
{pag}{p1}¿Cómo es un día "normal" para usted? ¿Qué hace cada día?{/p1}
{r1}Pues lo "normal" es que te despierten los bombazos de la jornada, aunque hay días mejores y entonces te da tiempo a desayunar tranquilamente, mirar las agencias y marcharte a hacer entrevistas.{/r1}
{p1}¿En qué zonas del país te mueves? ¿Dónde sientes mayor tensión?{/p1}
{r1}En el último viaje sólo me desplacé por Bagdad ya que la inseguridad en las carreteras no parecía indicar que salir de la ciudad fuera recomendable. Todavía estoy estudiando la situación. Aquí la realidad cambia cada semana y hay que preguntar mucho para saber qué pasa, pero no es cierto que no se pueda trabajar. Simplemente hay que adoptar el estilo de este conflicto: te dejas barba y te quitas las gafas para no parecer extranjero, y te mueves deprisa.{/r1}
{p1}¿Cómo te afecta estar durante tanto tiempo en Irak? ¿te ha hecho más insensible a la violencia?{/p1}
{r1}Pues te afecta como cualquier otro conflicto. Sí, te hace un poco más insensible... es un mecanismo de defensa natural.{/r1}
{sumario}«Esto no es lo peor, sino el comienzo de un enorme desastre»{/sumario}
{p1}¿Cómo es la situación ahora mismo para la prensa? ¿Sientes peligrar tu vida?{/p1}
{r1}Pondré un ejemplo muy claro para que se vea la diferencia que existe entre un periodista y un iraquí de a pie. En mi hotel hay una espléndida piscina, un buffet aceptable para comer, aire acondicionado, ni se sabe cuántos canales de televisión... Los iraquíes tienen el río, un tanto guarro, pero ahí está y siempre se pueden abanicar. Lo que quiero decir es que como toda guerra pues sí, tiene peligro, pero los que realmente pasan peligro son los iraquíes. La guerra de Irak es bastante menos peligrosa que muchas otras que he visto, Bosnia por ejemplo.{/r1}
{p1}¿Cuánta prensa internacional queda en Irak? ¿Se mantiene el interés informativo o pronto hablaremos de una guerra olvidada?{/p1}
{r1}Ya es una guerra casi olvidada. Si obviamos este periodo en el que a causa del referéndum y del juicio contra Saddam Hussein habrá más presencia de informadores, Irak es una de las guerras recientes que peor se está cubriendo. Fijos sólo hay periodistas ingleses y norteamericanos. Se ha creado una psicosis alucinate en torno a la amenaza de los secuestros, pero hay que recordar que esta situación no es ni tan siquiera una novedad. Secuestros los que había en el Líbano, que duraban años y años, eso sí que eran secuestros. El porcentaje de extranjeros secuestrados comparado con el porcentaje de iraquíes raptados es tan ínfimo que debería ser desechable. Por supuesto que casos como los de Florence Aubenas o su fixer, Hussein, o los de Malbrunot y Chesnot son incidentes graves, pero todo conflicto tiene sus peculiaridades. Irak tiene secuestros y suicidas. Sarajevo tenía una avenida por la que tenías que conducir como un descerebrado para evitar que el cabrito del francotirador no se pusiera a ensayar puntería con tu coche. Hay que seguir enviado periodistas a Irak no porque vayamos a cambiar nada, no, por algo más sencillo y que expresaba muy bien un libanés en el libro de Thomas Friedman "De Beirut a Jerusalén". Ese tipo decía que lo peor de una guerra no es que te bombarden por la noche, lo peor es que te bombardeen por la noche y que a la mañana siguiente enciendas la BBC y que ni siquiera lo mencionen. Esta gente merece al menos que durante media hora (el tiempo que están hablando con nosotros) piensen que su tragedia nos interesa.{/r1}
{p1}¿Cuándo piensas volver a España?{/p1}
{r1}No tengo ni idea. Acabo de llegar.{/r1}


Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook
Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05