clipping

«A un etarra le resulta imposible pensar en qué ha podido equivocarse»

, Lunes, 6 de noviembre 2006

Es uno de los representantes en España de la organización Mensa, que tiene por objeto la identificación y promoción de la inteligencia en beneficio de la humanidad. Con esta premisa por primera vez en Periodista Digital podemos afirmar, sin ruborizarnos, que hemos tenido la posibilidad de charlar sobre lo humano y lo divino. Así, Vicente Torres, en esta entrevista, desarrolla asuntos como la existencia de Dios o explica cómo el ser humano emplea la inteligencia de un modo egoísta porque “aún no se ha sentido en peligro como especie”. Pero además se moja en debates como el de la eutanasia o el aborto, analiza el dolor de las víctimas del terrorismo y la imposibilidad de los etarras de sentirlo, además nos da su punto de vista sobre el choque entre Oriente y Occidente o la construcción Europea.

{p}¿La inteligencia es sinónimo de cultura? {/p}

{r}La inteligencia lleva a querer saber más, a interesarse por las cosas y profundizar
en su conocimiento. La inteligencia es la llave que permite adquirir cultura.{/r}
{p1}¿Por qué siendo la especie inteligente del planeta, el ser humano no puede
evitar caminar hacia su propia destrucción? {/p1}

{r1}El ser humano es el único ser con capacidad para destruir el planeta pero
hasta ahora va pudiendo vivir de forma desenfadada o inconsciente, porque
aún no se ha sentido en peligro como especie. Somos inteligentes pero no
utilizamos esa cualidad en beneficio común sino de modo egoísta. El descubrimiento
de la bomba atómica ya ha traído algunos cambios y acaso sea el motivo por
el que no se haya desencadenado la tercera guerra mundial. Pero se va acercando
el tiempo en que el peligro sea inminente y entonces es cuando presumiblemente
pasará a actuar el instinto de supervivencia de la especie. La lección es
que no deberíamos dejar que las cosas lleguen hasta ese punto. Hasta ahora
venimos eligiendo a nuestros gobernantes caprichosamente y aplicando políticas
enormemente eogístas. En las situaciones límite, que indefectiblemente van
a llegar, habrá muy poca gente capacitada para sacar a la humanidad del atolladero.
A lo mejor, en cada momento sólo hay una persona que pueda hacerlo. La humanidad
deberá averiguar quién es, elegirla y seguir después el camino que marque.
No se podrá cometer ningún error porque significará el fin de la humanidad.{/r1}


{p1}¿Qué opina del proyecto socialista Gran Simio? ¿Podemos equiparar estos
seres a nosotros mismos? {/p1}

{r1}Creo que un gobierno que propone una ley que pretende fomentar la sensibilidad
y a renglón seguido arremete con dureza contra los partidos rivales, y es
contestado del mismo modo, está haciendo un gesto baldío.

Probablemente, el proyecto Gran Simio trastoca el orden normal de las cosas.
Más útil sería, acaso, tratar de fomentar la sensibilidad humana en la vida
diaria. Y eso se podría conseguir tratando con educación y cortesía a todo
el mundo y obligando con ello a que los demás se comportaran igual. Si en
el corportamiento entre humanos va desapareciendo la crueldad poco a poco,
lógicamente desaparecerá al mismo ritmo la crueldad para con los animales.{/r1}

{p1}¿Nos hace libres la verdad o el pensamiento? {/p1}

{r1}Por el pensamiento se llega a la verdad. Ésta es la que otorga la libertad.
No hay mayor libertad que poder navegar por cualquier zona del pensamiento.
Un etarra, por ejemplo, tiene cerrados algunos campos. No puede pensar en
el dolor de sus víctimas. No puede pensar en lo que ha hecho. Necesita tergiversar
sus recuerdos en este punto. Pensar en qué ha podido equivocarse le resulta
imposible. Necesitaría hacer un gran esfuerzo y reconocer su culpa para poder
volver a internarse por estas zonas. Es decir, la libertad consiste en poder
pensar en todo. En uno mismo, en los seres que quiere, en los que no le resultan
simpáticos, en Dios, en los dioses, en el daño que ha hecho, en la justicia
y la injusticia, etc. Cuando no se necesita tergiversar nada, para que no
nos resulte excesivamente doloroso, se es libre.{/r1}

{p1}Hablando de la libertad, en cuestiones como eutanisia o aborto, ¿estamos
ante un caso de libertad de elección o de delito?{/p1}

{r1}Coincido con Julián Marías en que la legalización del aborto es una catástrofe,
desde el punto de vista teórico. Fomenta el egoísmo y apoya al más fuerte
frente al más débil. Se priva del derecho a la vida a alguien irrepetible,
que no pidió ser concebido y que tiene derecho a intentar su aventura vital.
Con respecto a la eutanasia, ocurre algo similar. El instinto de supervivencia
es muy importante en cualquier especie animal y también en el género humano.
Siendo así, la legislación siempre debería ir a favor de la vida.

Pero al llegar a la cuestión práctica, vemos que puede ocurrir que una mujer
que se haya quedado embarazada inesperadamente puede encontrarse con mil
personas que le aconsejen que no aborte. En el caso de que, por resultarle
dificultoso o imposible mantener a la criatura que espera, pida ayuda, es
posible que desaparezcan todas esas personas que le dan consejos y se quede
sola. Creo que el mejor modo de luchar contra el aborto consiste en crear
asociaciones o fundaciones que ayuden a las madres que desean tener a sus
hijos.

En el caso de la eutanasia ocurre algo similar. Habría que preguntar cuántos
se pueden poner ante quienes desean la muerte y mirándoles a los ojos les
reprochen su decisión. Lógicamente, podría hacerlo quien se hubiera esforzado
por hacerle la vida más fácil a la persona en cuestión, pues su inversión
hubiera sido vana. {/r1}


{p1}¿Podemos ser libres bajo la premisa de la existencia de Dios? {/p1}

{r1}El ser humano es libre por naturaleza. Puede no usar esta libertad, por temor
o por falta de coraje, pero necesita saber que si quiere es libre.
Los mismos argumentos que se usan para demostrar que Dios no existe pueden
servir para lo contrario. Luego, Dios, en el caso de que exista, no quiere
proporcionarnos ninguna certeza en este aspecto. La duda no es mala compañera.
Quien duda no quiere hacerle daño a nadie, no vaya a ser que no tenga razón.

Tenemos, entonces, que el ser humano es libre y que puede que exista Dios
y puede que no. En el primero de los casos, que es lo que se pregunta, su
existencia tendría que ser forzosamente buena para el ser humano. No se puede
concebir un Dios que odie a la humanidad. Si Dios quiere al ser humano y
éste nació libre, es evidente que Dios desea la libertad humana. {/r1}


{p1}¿Existen posibilidades para que el hombre aparque sus complejos y encontremos
un lugar para el encuentro en Oriente y Occidente?{/p1}

{r1}Quizá el encuentro ente Oriente y Occidente sea difícil o imposible. Pero
entre las personas que viven en Oriente y Occidente es inevitable. Todos
esos rasgos culturales que nos separan tendrán que desaparecer más pronto
o más tarde. Deberíamos evitar todo conato de odio hacia las personas diferentes.
Lo que quieren Ben Laden y quienes le apoyan abierta o escondidamente es
que crezca el odio, que ejerce de muro separador entre los dos modos de entender
la vida. No debemos caer en esa trampa, ni tampoco descuidar nuestra defensa. {/r1}

{p1}¿La construcción Europea es posible sin evidenciar el poder unos países
sobre otros? {/p1}

{r1}La construcción de la Unión Europea obedece a una necesidad y si no fuera
así no se haría. Como se hace por necesidad y no por convencimiento, cada
país trata de sacar la mejor tajada, utilizando para ello todos los recursos
a su alcance. Si se hiciera por convencimiento, sería todo más justo y racional
desde el principio. Pero lo probable es que la justicia acabe por implantarse.
Algún día dará lo mismo ser alemán, que rumano o italiano. {/r1}

{p1}¿En que se traducen los beneficios que asociaciones como ISPE ofrecen a
la sociedad? {/p1}

{r1}Al igual que las asociaciones médicas, por ejemplo, sirven para que los médicos
intercambien conocimientos y experiencias, y que las asociaciones de egiptológos,
por poner otro ejemplo, cumplen similares fines y que todo ello, al final,
redunda en beneficio de la sociedad, también las asociaciones de personas
inteligentes posibilitan que personas con las mismas aficiones y algunos
problemas similares tomen contacto entre sí y que con ello, además, encuentren
un modo de estimular sus facultades.

Es la sociedad, por otra parte, la que establece las normas que permiten
que diversos grupos humanos se constituyan en asociación y lo hace porque
mayor o menor, siempre obtiene algún beneficio. En el caso de the International
Society for Philosophical Enquiry, quizá esta asociación pudiera dar unos
beneficios más directos, si la sociedad,o alguna parte de ella, tratara de
aprovecharla.{/r1}



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook
Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05