Decenas de muertos

clipping

El tren descarriló y se clavó en un edificio

Europa Press, Lunes, 25 de abril 2005

Un tren de cercanías que unía las ciudades japonesas de Osaka y Kobe ha descarrilado en plena hora punta y se ha empotrado contra un edificio de viviendas.

Hasta ahora se han recuperado de entre el amasijo de hierros 43 cadáveres. Más de 300 personas han resultado heridas. El convoy circulaba a 133 kilómetros por hora cuando en ese momento no podía superar los 70 por una curva.

El tren de siete vagones se salió de la vía, se llevó por delante un automóvil y acabó impactando contra un complejo de viviendas de nueve plantas.

Dos de los cuatro vagones que descarrilaron chocaron contra el muro del edificio, alrededor del que se congregan en estos momentos cientos de policías y personal de asistencia.

La causa del accidente, en una zona urbana cerca a Amagasaki, unos 410 kilómetros al oeste de Tokio, se desconoce por el momento, aunque los supervivientes indicaron que la excesiva velocidad pudo haber sido un factor. La atención se centra también en el conductor, un joven de 23 años, que se saltó un stop en la última estación antes de descarrilar, y que se encuentra en estado grave según algunas informaciones.

Varias personas permanecen todavía atrapadas en los vagones, indicó la policía local, aunque sin precisar las condiciones en las que se encuentran. La Policía cifra los heridos en 222, mientras que la agencia de noticias Kyodo News habla de 304.

{sumario}La atención se centra también en el conductor, un joven de 23 años, que se saltó un stop en la última estación antes de descarrilar{/sumario}Un miembro de la Policía de la prefectura de Hyogo señaló que, según un último balance, los fallecidos se cifran en 37, confirmando así las informaciones anteriores de la agencia de noticias Kyodo News. Se desconoce si estas víctimas se encontraban en el tren, en la calle o dentro de los apartamentos.

"Hay muchas teorías pero no sabemos seguro qué provocó el accidente", aseguró el secretario del Gabinete ministerial japonés, Hiroyuki Hosoda. "El primer ministro nos instruyó para responder con urgencia", agregó.

"Nuestra tarea más importante ahora es rescatar a los pasajeros del accidente y estamos haciendo todo lo que podemos", aseguró por su parte el presidente de la West Japan Railway, Takeshi Kakiuchi.

Los investigadores se esfuerzan por dar con las razones del accidente.

El director de Seguridad de la empresa ferroviaria, Tsunemi Murakami, estimó que el tren tenía que haber circulado a 133 kilómetros por hora para haberse salido de las vías, para que el motivo fuera el exceso de velocidad.

Murakami sostuvo que de momento se desconoce a qué velocidad viajaba el tren en el momento del accidente, producido en una curva posterior a una recta, que requería que la velocidad descendiera a 70 kilómetros por hora.

La inexperiencia del conductor, de 23 años y con once meses de antigüedad, puede haber sido tambíen un factor. Según las autoridades, ya protagonizó un exceso de velocidad en junio de 2004.

Las autoridades se movilizaron de inmediato tras el accidente. El Gobierno central en Tokio envió soldados de la Fuerza de autodefensa al lugar del desastre. Japón cuenta con una de las más complejas y concurridas redes ferroviarias del mundo, pero este tipo de accidentes es poco frecuente.

Un terremoto provocó en el año 2004 que un tren descarrilara, el primero desde que este servicio entró en funcionamiento hace 40 años.



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook
Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05