Dieta Mediterránea - Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Carta al Director

clipping

Por qué los medios de comunicación informan poco y mal sobre avances médicos

José Alberto Palma Carazo (*), 07 de marzo de 2013 a las 13:29
En una sociedad libre, los periodistas y los medios de comunicación son imprescindibles, pero están entre los profesionales peor valorados
Encuesta¿Es partidario de seguir una dieta mediterránea durante todo el año?
Dieta mediterránea./>

Dieta mediterránea.

Menú, dieta, comida y escuela./>

Menú, dieta, comida y escuela.

Gordura, pero, dieta, obesidad y salud./>

Gordura, pero, dieta, obesidad y salud.

  • Dieta mediterránea.
  • Menú, dieta, comida y escuela.
  • Gordura, pero, dieta, obesidad y salud.

Los días 25, 26 y 27 de febrero de 2013 la noticia más leída de la versión web del New York Times fue la siguiente: un estudio realizado en más de 7,000 personas demostró que los sujetos que recibían una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen extra o frutos secos presentaron una disminución del 30% en la aparición de ictus, infarto de miocardio o muerte por estas causas.

El estudio fue publicado el 25/2/2013 en el New England Journal of Medicine (la revista con mayor impacto científico del mundo) y todos los autores eran españoles, lo cual constituye un hito notable para la ciencia española.

Sin embargo, aquí en España, la noticia tuvo un eco escaso y ada y, muchos ni siquiera la incluyeron como noticia menor.

En enero de 2013, todos los medios de comunicación anunciaron solemnemente la noticia que un equipo de investigadores españoles diseñaron una vacuna para frenar la enfermedad de Alzheimer.

A pesar del impacto mediático, la Sociedad Española de Neurología tuvo que emitir un comunicado para resaltar el estudio no se había realizado en humanos, sino únicamente en 6 ratones, y además los resultados no se había publicado aún en una revista científica.

En una sociedad libre, los periodistas y los medios de comunicación son imprescindibles. Pero llama la atención que, en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (6/3/2013) los periodistas sean, junto con los jueces, los profesionales peor valorados.

Sería necesario plantearse si la profesión debe hacer un profundo examen acerca de las causas de este desprestigio tan marcado; me atrevo a sugerir que la obsesión por el impacto mediático en detrimento del rigor científico podría ser uno de los orígenes.

___

(*) Doctor en Medicina y especialista en Neurología

 



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05