Opinión
Carlos Herrera presentando 'Cómo lo ves' en TVE. TV

¡No lo entendemos!. ¿Cómo se ha organizado un programa así, justamente al comienzo de la aplicación del 155, en el que se ha dado "cancha" a varios independentistas (¡como si no fuesen suficientes la mayoría de los medios catalanes, la Sexta, etc., etc.!)? ¡Vaya propaganda!

A nuestro juicio, lo que se dijo este el 29 de octubre de 2017 podría suponer un dar alas a los independentistas y desactivar (echar un jarro de agua fría) a los que no lo son, justamente cuando han empezado a despertarse y a actuar.

Y es que eligieron unos colaboradores que, salvo el empresario catalán Bou, que estuvo acertadísimo, José Oneto y Gloria Lomana, que estuvieron de notable, y otro par de ellos, los demás dejaron mucho que desear.

¿Cómo en un tema de esta envergadura se lleva a tertulianos, salvo un par de ellos, de tan poca formación en este tema?

A nuestro juicio, entre las posibles respuestas al boicot a los productos faltaba una muy significativa: "la de hacer boicot sólo a las empresas independentistas, no a las otras".

Hay que decir la verdad, aunque duela, no quedarse sólo en lo políticamente correcto, pues posiblemente el fracaso del independentismo se haya debido al éxodo de bancos y empresas, y éste se ha producido en gran parte porque han visto las orejas al lobo.

¿Qué hay que pagar algo a cambio?..., ¡Pues,...claro!. Ya se sabe que "el que algo quiere, algo le cuesta! ¿No? Donde se vio más claramente la falta de sentido común de la mayoría de los tertulianos fue cuando se trató la pregunta "Si algún día llegara a haber independencia, ¿debería el Barça jugar la Liga y la copa del Rey?".

La votación de los tertulianos fue 2 noes y 4 sies, mientras que la votación de la audiencia fue de 96% de noes por 4% de sies.

A pesar de ello, algunos tertulianos "muy democráticos y humildes ellos" seguían en sus trece ninguneando a la mayoría de la audiencia.

Y les decimos a Pepe Navarro, Boris Eizaguirre y María José Navarro, que por muy importante que sea el fútbol, no es nada comparado con la unidad de España. Y si no jugase el Barcelona la liga española no se hundiría el mundo; hasta podría ser más animada (dejaría ser cosa de dos y podría pasar a serlo de varios equipos).

Por último, después de oír las conclusiones tan poco lógicas a las que llegaba Herrera al comparar las votaciones de la audiencia a la pregunta anterior con las de la siguiente ("Entonces, ¿le gustaría no volver a ver nunca más un Real Madrid-Barça?"), no aguantamos más y apagamos la tele.

¿Qué contradicción hay entre decir "no" a la pregunta de "debería" y contestar "sí" a esta última? Evidentemente no es lo mismo "debería" que "gustaría". ¿No?

Sobre el resto del programa no opinamos porque no lo vimos.

Ya se sabe que, si se hace una copia de otras teles, la audiencia se queda con el original.