Opinión
Inés Arrimadas celebra junto a su equipo y Albert Rivera el triunfo en la noche del 21-

Una vez analizadas las votaciones del 21-D, son muchas las reflexiones a las que debemos enfrentarnos, por una parte el tipo de voto y votante y por otra la situación y la forma en que se ha votado.

Vamos por partes porque hay varios tipos de votos, el del sentimiento, el empecinado, el indeciso, el obligado y el ilusionado futurista. Todos tienen cabida en la diversidad de partidos con su ideología correspondiente, pero con un fin que no lleva a la solución del problema, que cada vez erosiona más a Cataluña.

El voto del sentimiento no hace más que pensar en uno mismo, el empecinado que su mente le lleva a una rutina inútil y desesperada, el indeciso que no distingue a unos y otros y de un día para otro duda de él mismo, el voto obligado que por pertenencia al partido tiene que ser fiel al mismo sin pensar que puede pasar, el voto ilusionado futurista ven una Cataluña independiente, libre con sus costumbres soberanistas.

Todo esto está generando una confusión y una lucha interna que no tardando mucho, explotará y volveremos a una Cataluña integrada con el resto de los españoles, porque el centro derecha está empezando a emerger y se hará fuerte por el bien común, porque los partidos políticos son vectores que se mueven en función de las tensiones de sus dirigentes generalmente por las aberraciones que manifiestan a diario o por el candor que muestra en algunas ocasiones.

Siempre digo que el buen periodismo dice mucho en poco espacio y eso no es fácil, sin embargo el político dice mucho en su recorrido y al final no te enteras de lo que ha dicho.

Sigue con las mismas sandeces el fugado de la justicia española dando órdenes al gobierno español desde Bruselas pero no tiene narices a venir porque sabe lo que le espera y se justifica de una manera anormal con síntomas de demencia que transmite de una manera rancia y sarcástica porque sabe que se le está agotando el tiempo y el dinero del que siempre me pregunto, ¿quien se lo manda? .

Ahora tendremos que esperar después de las elecciones a las fechas indicadas para saber cuándo y como se va a formar gobierno o tendremos que volver a otras elecciones, donde parece ser que esto les entretiene sin darse cuenta de lo que les viene encima y del perjuicio que está ocasionando a nuestra España.

Andrés Martín

Alcorcón