Opinión
Santiago López Castillo. PD

La Cortes se han convertido en un gallinero. Todos quieren ser gallos con plumas de colores. Y todo porque el galliforme Mas se ha convertido en el jefe del corral y tiene sometidas a las gallinas bien sean ponederas, rojas o cristianas. Si no queríamos un referéndum, que marchen dos. Los bien pensantes de IU & Podemos, S. L., han decidido montar una movida para promover una consulta popular (¡qué bien les queda la cita!) para que desaparezca la monarquía y venga la república.

Siempre que se acerca el 14 de abril vienen estas cosas. ¿Sabrán estos indigentes que la II República es una de las páginas más nefastas de nuestra querida España? El Frente Popular, que a nadie se le olvide (todo la culpa es del dictador, jo qué farsa), fue quien llevó a la nación a la guerra civil. Pero miren, chorlitos, con perdón de los pájaros limícolas, vayan pasando al estudio de la Naturaleza apolítica, para saber que el comunismo ha sido la ideología que -con la China de Mao- mató a más de mil millones de seres.

- ¿No serían los fachas...?

Es lo que se lleva ahora cuando no hay fachas. Pero sí los hubiere o se adivinasen, en primera posición, está Trump, malo, maldito. ¿Y la extrema izquierda? Es una postura muy bien vista donde las deposiciones huelen a rosas. De modo que ya están los Garzón -¡qué peligro!- y el Coleta caldeando el ambiente. Diciendo que la Casa Real no es transparente, ni los del sindicato comunista, agrego yo, que se pegaban unas buenas mariscadas y se solazaban en cruceros de lujo. El caso es joder por joder y seguir atizando a la Corona, que como cualquier institución está regida por seres humanos y no son de extrañar los episodios del emérito (ninguna de estas informaciones surge por generación espontánea) al que -viene de familia- le gustan las hembras más que a un tonto, un lápiz.

En este sentido -y perdón por la autocita-, publicaba usted recientemente un comentario que se resumía en este título general: objetivo, el cristianismo. O sea, la civilización de Occidente. A la febril actitud islamista se suma la de estos desarrapados antisistema a los que les gusta el sillón hasta dormirse y que apoyan castas como la de los estibadores, una grey de superclase que el Gobierno quería que se jubilase a los 50 y con un sueldo de ministro.

Nada, ya queda poco para el 14 de abril, mañana España será republicana. La mamarrachada de siempre. La banderas con el morado que nunca han dejado de arriarse portadas por algunas manos dudosas, que, a Dios gracias, acarician los barrotes de la cárcel, y si además tenemos una consorte republicana para qué queremos más. En llegando a esta cuestión, pongo punto final.