Opinión
Salvador Monzó

Poniéndole olas que le rompan el casco,
Lo más normal es que el barco no llegue a puerto;
Y ese parece que ahora es el atasco,
En que tiene varado al Psoe el mamerto
Del Sánchez, que lo único que hace es dar asco,
Haciéndose el vivo, tras tanto tiempo yerto;
Fracaso tras fracaso, siendo el suyo el canto
Del cisne, sepa bien que no hay que joder tanto;

Dejando que en el surco crezca la cizaña,
Se mustian los tallos y no cuaja el grano;
Tal parece hoy dispuesto, con la patraña
Del progreso, el Iglesias a darnos por el ano,
Rompiéndose los cuernos para que España
Sea cualquier cosa, menos un país cristiano;
Si está por darle a esta tradición un barrido,
Vaya borrándose su primer apellido;

Cuando en remover estas mierdas me pringo,
Al verlas correr por el water grito... ¡Bingo!.