Opinión
Santiago López Castillo. PD

Estamos ante unos feriantes o farsantes, da igual. Lo suyo es la comedia, el circo. Tan es así que en lugar de los timbrazos del Congreso, resuena la letra y música de los payasos de la Tele. Había una vez... Se ha erigido en Fofó, claro está, el Coleta... Que no pierde ripio para hacerse la foto. Le gusta más una cámara que al insaciable Marhuenda. El día de la moción de censura alcanzó el cenit. Cinco mil horas subiendo y bajando la tribuna de oradores, ya veréis cuando mande en este país retrógrado y antidemocrático. Con dos cojones. Cuentan sus próximos que para él la sesión fue un grandísimo orgasmo. ¿De los vigorosos que anuncian las radios para las relaciones sexuales? Exactamente. Pero no mencione usted a su novia porque se le cae el pelo.

Que se sepa, el podemita -en un corto espacio de tiempo- ha paseado por las Cortes a dos novias y luego se encolerizó cuando la canallesca le recordó sus amoríos. El pollo/a (en lenguaje sexista) no debe acordarse de cómo ponía a caldo a Ana Botella, que llegaba a la alcaldía por la influencia de su marido, el bigotes, el asesino...

El otro ególatra es el tal Puigdemont, un don nadie en el periodismo e incluso en el sectarismo catalán hasta que fue rescatado de la tinta y los tinteros al ser señalado Mas -en su decadencia, menos- por la justicia siempre desafiando al Estado español. Este egocéntrico ser, que se lava menos el pelo que Aberasturi en sus tiempos guarros en TVE (si lo sabré yo que fui quien le sustituyó en la dirección y presentación del programa "La Tarde"). El otro pollo, decía, es el presidente de la Generalidad, a saber y desgobierno, que quiere proclamar el "derecho a decir" a los cuatro vientos y ninguno le es favorable... (ni vientos ni ventiscas).


¿Y si va al Congreso de los Diputados, el cadalso de Echeverría con su enloquecido plan de Euskadi? El quiere votación. Un jamón, pan con tumaca y una sardana. Recibirá encendidos aplausos de Junqueras y demás escoria independentista del Congreso, que no es poca. Mientras la presidenta, Ana Pastor mirando al tendido que es equivalente a pensar en las musarañas. La que se puede montar si alguien no acota la sala, nunca el salón de plenos. La becerrada puede ser mayúscula, que es lo que
persiguen los podemitas y, así, salir en la foto. Freedom for Catalunya. Amen.